“Si realmente quiere dar a conocer el hallazgo tan importante, entonces el joven debe ir al campo y comprobar”, experto mexicano en la cultura maya.

160511202217_sp_william_gadoury_canadian_space_agency_624x351_canadianspaceagency_nocredit

 

Regeneración 11 de mayo de 2016.- Ayer trascendió la noticia de que William Gadoury, un canadiense de 15 años, podría haber descubierto una ciudad maya perdida.

Según las investigaciones del menor, las ciudades y edificaciones mayas están situadas de acuerdo a las constelaciones y coincide geográficamente si se compara con un mapa. Sin embargo, de las tres estrellas más brillantes, sólo dos ciudades están situadas, por lo que faltaría una por descubrir.

El chico utilizó imágenes de la agencia espacial de Canadá y mostró una región en la que, de acuerdo a sus cálculos, estaría la ciudad y se puede ver una forma irregular de en la vegetación.

o-LOST-CITY-WILLIAM-GADOURY-570

Sin embargo, el doctor Rafael Cobos, miembro del Sistema Nacional de Investigaciones de México, experto en cultura maya, dijo que el chico debería acudir al sitio para comprobar su teoría.

«Si realmente quiere dar a conocer el hallazgo tan importante, entonces el joven debe ir a campo y comprobar que efectivamente se trata de su gran hallazgo, de otra manera puede quedar muy mal parado», dijo Cobos.

El investigador está escéptico porque la zona que el pequeño señaló ha sido «amplia y extensivamente explorada desde la década de 1930».

«Esta peculiar propuesta de explicar la distribución espacial de asentamientos mayas se ha hecho en otras ocasiones y ha sido contundentemente rechazada por numerosos investigadores mexicanos y no mexicanos.», agregó.

Mientras el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), descartó la teoría de la ciudad maya perdida que hizo William.

«Esta información que salió, nosotros ya consultamos con especialistas, con arqueólogos, y no está fundamentada, arqueológicamente», dijo Ivonne Falcón, portavoz de la institución.

Pero si la teoría de William es descabellada, otras teorías que aparecieron en las redes sociales sobre su descubrimiento, también podrían serlo.

Se refieren a los saqueos en las zonas arqueológicas de Yucatán, motivo por lo que podrían ocultarse las zonas y continuar con ventas ilícitas de objetos antiguos.

Con información de la BBC