Compartir

A través de carteles que simulan promocionar marcas de ropa, el artista polaco, Igor Dobrowolski, busca retratar el lado atroz de la moda que generalmente pasa desapercibido

Regeneración, 28 de diciembre de 2017.- A través de carteles que simulan promocionar marcas de ropa, el artista polaco, Igor Dobrowolski, busca retratar el lado atroz de la moda que generalmente pasa desapercibido, especialmente lo que se refiere a las condiciones laborales y de vida de los trabajadores, así como el daño ambiental que causan las fábricas, lejos de.

El artista destaca el caso de Bangladesh, donde murieron mil 134 personas tras el colapso de una fábrica de ropa en 2013. Y accidentes como estos no ocurrieron una vez, sino hasta tres veces en el mismo país.

“Tres de las cuatro tragedias más grandes relacionadas con la moda ocurrieron en Bangladesh”, indica el artista. “El número de víctimas fatales aumenta, las ganancias monetarias de las compañías también”, agrega.

Igor Dobrowolski sintetiza en una imagen el “modus operandi” de las compañías que más ganancias entregan a sus dueños, como Zara y H&M, las cuales llegan incluso a contratar trabajo infantil, literalmente esclavos y contaminan el agua con pigmentos para teñir toneladas de ropa:

“H&M es la compañía más grande que manufactura en Bangladesh. Las compañías presionan a las fábricas a bajar los precios del producto, el dueño no puede hacer nada más que aceptar y trabajar más rápido y más barato. Si no es así, el minorista simplemente irá a la siguiente fábrica. La única manera de salir es cortar costos, por medio de reducir sueldos de los trabajadores, bajando las condiciones de trabajo y la seguridad, producir sin respeto al medio ambiente”.

 

LEER MÁS:  ¿Vencerá el nuevo gobierno las fantasías neoliberales?

 

Zara, de Amancio Ortega, responsable de cierre de tiendas, trabajo esclavo y contaminación

Un ejemplo perfecto de lo anterior es la compañía Zara, del magnate textil Amancio Ortega.

Las expendedoras de ropa han estado batallando y cerrando tiendas desde hace tiempo, tratando de competir con el comercio en línea y la llamada ‘fast-fashion’, moda rápida, concepto similar al de ‘comida rápida’.

Un artículo de Infobae del 2010 registra ya el concepto de la ‘moda rápida’.

¿Qué es? Así como uno entra a un establecimiento de comida rápida en busca de un menú económico, en las tiendas de ‘moda rápida’ se ofrecen las tendencias que aparecieron en las últimas pasarelas, pero de menor calidad y a bajo precio.

LEER MÁS:  ¿Vencerá el nuevo gobierno las fantasías neoliberales?

¿Quién lidera esta tendencia? De acuerdo con el medio es, ni más ni menos, la española Zara, marca propiedad de la compañía textil Inditex, del empresario Amancio Ortega.

REGENERACIÓN ha hablado sobre el empresario y su compañía en varias ocasiones:

Zara demandada por precios engañosos

Halló una rata cosida en vestido de Zara que estaba usando y demandó

Ortega, incluso ha figurado, por muy breves momentos, como el hombre más rico del mundo, superando incluso al empresario de la informática Bill Gates.

Dueño de tiendas Zara, hombre más rico del mundo

Amancio Ortega supera a Bill Gates como el hombre más rico del mundo

A Zara le siguen Forever 21, H&M y Topshop como punteros de la llamada ‘moda rápida’.

LEER MÁS:  ¿Vencerá el nuevo gobierno las fantasías neoliberales?

¿Quién compra ‘moda rápida’? Ante la velocidad vertiginosa a la que se mueven las tendencias, la reacción lógica es comprar ropa ‘desechable’ y económica, de esa manera los consumidores pueden renovar su guardarropa constantemente sin gastar demasiado dinero, explica Patricia Doria, profesora de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo.

Como es de esperarse, la producción y consumo a tal velocidad sólo implica graves daños al medio ambiente.

La sobreproducción de prendas implica el uso de millones de litros de productos químicos y de plantaciones de fibras que constituyen gran parte de la materia prima.

Además, se suele buscar mano de obra lo más barata posible, y por esta razón no faltan los casos de explotación infantil y trabajo esclavo.

El 100% de la producción de Zara en Asia es con mano de obra infantil

La fortuna de la desgracia o de cómo algunos millonarios forjan su fortuna

 

 

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook