Basura electrónica en aumento en el país

Los equipos electrónicos son desechados en basureros, existe el riesgo de que las sustancias tóxicas que contienen sean liberadas contaminando el medio ambiente

Regeneración, 2 de agosto 2014.-El rezago en el control y manejo de la basura electrónica provoca que estos desechos terminen en tiraderos a cielo abierto y contaminen el ambiente, advirtió el maestro Heberto Ferreira Medina, del Centro de Investigaciones en Ecosistemas de la UNAM.

electrónica

Agregó que en 2011 durante una reunión de la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA), de la cual México forma parte, se concluyó que la legislación para apoyar e incentivar el reciclado en nuestro país era muy laxa, pues en Estados Unidos y Canadá ya se cuenta con incentivos del gobierno para el reciclaje de los desechos electrónicos.

Dicha Comisión es la responsable de atender las preocupaciones regionales relativas al medio ambiente, ayudar a prevenir posibles conflictos ambientales y comerciales, así como de promover la aplicación efectiva de la legislación ambiental ente países.

LEER MÁS:  Es importante monitorear el subsuelo de cada delegación por hundimientos

Señaló que México carece de una normatividad gubernamental muy clara de qué hacer con los desechos electrónicos, no hay incentivos y apoyo por parte de los fabricantes para crear una cultura del reciclado. Dijo que el consumidor no se responsabiliza por retornar los equipos electrónicos que ya no usa, faltan campañas nacionales para reciclar, además de que en las empresas, universidades y oficinas se tiende a acumular equipo inservible, ya que no tienen políticas de donación, desecho o reciclaje.

Ferreira Medina explicó que las empresas de reciclaje en México se concentran en la reutilización de papel, cartón, plásticos y metales, por lo que existen muy pocas para el manejo de electrónicos, además de que el problema más complejo es el costo de desensamblaje, distribución y la falta de mercado real para los productos que se reciclarán.

LEER MÁS:  Senado elige a la bióloga Julia Carabias para la Belisario Domínguez

“Cuando los equipos electrónicos son desechados en basureros, existe el riesgo de que las sustancias tóxicas que contienen sean liberadas contaminando el medio ambiente. Se producen lixiviados, que es la combinación de basura, metales pesados, desechos orgánicos e inorgánicos, y que van permeando en nuestros mantos acuíferos, los cuales son contaminados con plomo y mercurio, entre otras sustancias nocivas”, explicó Ferreira Medina, quien también es profesor del Instituto Tecnológico de Morelia.

Esta problemática conllevan a que metales pesados (como cromo, plomo, mercurio, platino o arsénico) y plásticos retardantes de flama y bromuros (PBDEs, por sus siglas en inglés) que son parte de aparatos electrónicos, contaminen nuestros mantos acuíferos. Estos, en cantidades muy altas provocan graves efectos en la salud como intoxicaciones agudas, daños neurológicos y en el tracto respiratorio, afecciones cardiovasculares, deformaciones en los huesos y cáncer.

Entre las principales recomendaciones que pueden seguirse en el hogar o la oficina para lograr una adecuada disposición de los desechos electrónicos, figuran el no tirar a la basura los celulares, tarjetas electrónicas, los CD, monitores, cables y los CPU, entre otros aparatos electrónicos. Asimismo, si es posible, deben ser almacenados en un lugar en donde no entren en contacto con agua, luz, viento, calor y llevarlos a un centro de reciclado en la primera oportunidad.

LEER MÁS:  Luego de la celebración, dejan 1270 toneladas de basura en la Basílica

 Información: El Universal

Comentar con facebook