Chicontepec está resultando 
un gran negocio

     Mientras los actores en la reforma energética se debaten entre abrir o Pemex a la inversión privada, las empresas de servicios que operan en Chicontepec ven el espectáculo cómodamente, y en primera fila.

     

    Para el nuevo paquete de contratos integrales en este activo,  cuyas propuestas se presentarán hoy, cinco de las 16 empresas precalificadas, tienen la información más valiosa sobre por qué Chicontepec sí es rentable, y cómo deben perforar allí.
     
    Son las mismas empresas que en 2010 recibieron contratos millonarios por adjudicación directa para operar áreas experimentales en el activo, conocidas como laboratorios de campo.
     
    Los nombres son los mismos: Schlumberger, Halliburton, Baker Hughes, Weatherford y Techint.
     
    Dieron en el clavo de la forma en que este activo sí puede resultar un gran negocio, a diferencia de lo que Pemex ha mostrado durante años con costos de 26 dólares por barril.
     
    El año pasado el activo Aceite Terciario del Golfo, conocido como Chicontepec, dio pasos firmes para dejar de ser el patito feo de Pemex. 
     
    Los nuevos tipos de pozos que se perforaron allí, conocidos como pozos horizontales o multifracturados por la forma en que se extrae el petróleo en ellos, resultaron ser el descubrimiento que podría recuperar la producción.
     
    Las ganancias de esos pozos experimentales mostraron una nueva cara del yacimiento, cuestionado por muchos durante décadas como una inversión fallida.
     
    A la luz de este anuncio hay preguntas que rondan en el ambiente
     
    ¿Por qué la prisa de licitar a empresas privadas y extranjeras un activo tan importante como Chicontepec, justo antes de aprobar la reforma energética?
     
    Y no solo eso, ¿por qué en esta ocasión Pemex no festinó este importante hallazgo como lo ha hecho en el pasado?
     
    Oro negro escondido 
     
    Pero Pemex no anunció estas “buenas nuevas” con bombo y platillo. Ni un solo titular de prensa las mencionó, ni un solo boletín.
     
    La información apareció en el anexo 9 del informe anual de la petrolera el año pasado, bajo el camuflaje de términos de ingeniería, incomprensibles para la mayoría de la población.
     
    La traducción de este lenguaje técnico, hecha llegar a los medios por el ingeniero jubilado de Pemex Francisco Garaicochea, plantea un porvenir exitoso…para las empresas de servicios. 
    Garaicochea se pregunta por qué Pemex no hizo alarde de estas buenas noticias y las “escondió” entre los anexos del informe anual.
     
    La única respuesta pública llegó a finales de junio, con la precalificación de las empresas que entrarán a la nueva ronda de contratos de servicios, cuya evaluación de propuestas iniciará este jueves.
     
    De las cinco empresas que participaron en los laboratorios de campo, todas están precalificadas. Son las áreas donde se descubrió esta forma novedosa para que Chicontepec sea rentable. 
     
    ¿Replantear Chicontepec?
     
    La relación costo/beneficio, analizada por Francisco Garaicochea,  ingeniero jubilado de Pemex, muestra cuántos dólares se ganan por cada uno que se invierte. 
     
    En los 22 pozos que se analizan en el informe anual de Pemex en 2012, el promedio es una ganancia de 10 mil 338 a uno.
     
    Este valor, según el Premio Nacional de Ingeniería, es mayor al que se tiene actualmente en los campos más productivos de México: Cantarell y Ku-Maloob-Zaap, en la sonda de Campeche. 
    El cálculo es en base a un precio de 100 dólares el barril y un tipo de cambio de 13 pesos por dólar.
     
    “La reciente alta rentabilidad de Chicontepec, lograda  mediante la técnica de perforación horizontal y el fracturamiento múltiple, conlleva a preguntar si Pemex debería suspender las licitaciones en Chicontepec para  explotar sus hidrocarburos con exclusividad”, escribió Garaicochea.
     
    La reforma energética de 2008 consideró que los contratos con beneficios para empresas extranjeras y privadas eran adecuados para este yacimiento por su baja o nula rentabilidad.
     
    Fue así durante los siguientes tres años, en que las cifras de los pozos tradicionales mostraban un panorama oscuro: declinaban rápidamente y más de mil estaban improductivos.
     
    Pero con esta nueva perspectiva, establece el ingeniero, Pemex debería replantearse si lo mejor es modificar o derogar el régimen fiscal establecido para Chicontepec en la reforma energética del 2008, de cara a la que vendrá en septiembre. Esta situación que había entonces “ha cambiado radicalmente con la revolución tecnológica de los pozos no convencionales”.
     
    Los pronósticos oficiales
    Las reservas totales superan los 17 mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente, lo que representa aproximadamente un 40% de las reservas totales de México.
    Adicionalmente, estudios preliminares muestran que el Mesozoico podría tener gran potencial productivo.
     
    El Paleocanal de Chicontepec su ubica en los Estados de Veracruz y Puebla, tiene una extensión de 3,800 km² y lo integran campos productores de areniscas del terciario.
     
    La explotación de los campos de Chicontepec es no convencional por sus  características  de baja porosidad y permeabilidad. Históricamente, el factor de recuperación ha sido bajo, sin embargo, tiene un alto potencial de ser incrementado significativamente con la tecnología adecuada.  
     
    Pemex ha adquirido sísmica tridimensional en casi todo el Paleocanal; además cuenta con líneas sísmicas bidimensionales.
     
    El Paleocanal de Chicontepec se ubica en los estados de Veracruz y Puebla dentro de la cuenca Tampico-Misantla, la cual es una de las principales cuencas productoras de México.
     
    {jcomments on}