Continúa crisis en Chile tras acuerdo de constituir nueva Constitución

Redactores del texto dispondrían de un plazo de entre nueve meses y un año para escribirlo la nueva Constitución de Chile que debería refrendarse

Regeneración, 16 de noviembre de 2019. La propuesta de construir una nueva Carta Magna para Chile, pactada con parte de la oposición no han detenidos las protestas potentes que atraviesan Chile.

EL grito de “Fuera Piñera Asesino” se mantiene en las calles.

El nuevo acuerdo permitiría sustituir la carta magna vigente, diseñada e implementada en 1980, bajo el régimen de Pinochet.

Entre los puntos más relevantes que se acordaron hay el plebiscito que se convocará para abril de 2020 para preguntar a la ciudadanía si apoya o no un cambio constitucional.

En caso de ser afirmativo, si para elaborar la nueva carta fundamental prefiere un órgano compuesto en un 100% por ciudadanos elegidos para esa labor.

U otro formado por una mitad de parlamentarios y la otra de ciudadanos electos.

LEER MÁS:  Valparaíso, ciudad en resistencia

Los redactores del texto dispondrán de un plazo de entre nueve meses y un año para escribirlo y al final del proceso deberá refrendarse, a través de un nuevo plebiscito con sufragio universal.

A las 21 horas los pasillos del antiguo Congreso de Chile, donde se llevó a cabo la negociación, el ritmo era frenético y parecía estar todo listo para el anuncio.

Al último momento, pero, las negociaciones se entramparon en la llamada «hoja en blanco», la condición que permitiría escribir el texto desde cero, sin considerar para nada constitución actual.

Ese era, inicialmente, un punto imprescindible para el bloque de derecha, que no lo quería tranzar.

Sin embargo, al final acabó cediendo. No pasó lo mismo con la negociación sobre el cuórum requerido para la aprobación del texto, que fue otro de los temas peliagudos.

Mientras varios partidos de la oposición exigían que fuera de 3/5, las fuerzas del gobierno, presionadas por el presidente de Chile Piñera, se mostraban inflexibles con 2/3.

LEER MÁS:  Carabineros van contra Mon Laferte por denunciar represión

Ese desencuentro abrió la polémica y acabó provocando que un sector de la izquierda –el Partido Comunista y parte del Frente Amplio– se restara de la discusión.

La Constitución actual fue creada Jaime Guzmán, uno de los ideólogos de la dictadura y ex senador y es la herramienta legal más importante a través de la cual se ha blindado el modelo neoliberal.

La lucha en la calle de Chile

Es probable que, si no hay mayores cambios, la sociedad chilena apueste por aceptar que rija una nueva Constitución para su país.

Según las encuestas, 8 de cada 10 ciudadanos se inclinan por esta preferencia.

Sin embargo, la principal duda ahora es si ese «acuerdo histórico» de Chile podrá rebajar la tensión en las calles y detener la movilización.

LEER MÁS:  En Bolivia los conocemos, golpistas, venían de la dictadura: Evo

La noche de este viernes, todo hacía pensar que la propuesta no ha servido en absoluto para apaciguar los ánimos y devolver a la calle la normalidad. Todo lo contrario.

A primera hora de la tarde, Plaza Italia, centro neurálgico de la protesta, ya estaba llena de personas que se manifestaban.

Se mantuvieron ahí hasta la noche, con fuegos artificiales incluidos, pese a que tampoco disminuyó la represión.

A última hora, se reportó la muerte de uno de los manifestantes, que habría sufrido un paro cardíaco en medio de los disparos de bombas lacrimógenas.

Una trágica noticia que aumenta a 23 la cifra de muertos y que amplificará las voces que siguen reclamando a gritos la dimisión de Piñera.

Muchos creen que solo eso podría acabar definitivamente con la movilización.

Cielo nublado: Aire frío, tormenta “Raymond”, depresión y onda tropicales https://t.co/lAtOQS6dQT vía @regeneracionmx

— Regeneración (@RegeneracionMx) November 16, 2019

cargando...