Contratistas con más de 30 años de relación con Pemex, además de su ex director, han sido señalados por la publicación de filtraciones más grande de la historia, los «Papeles de Panama», como clientes de la empresa panameña Mossack Fonseca, experta en paraísos fiscales.

lozoya_1_0

 

Regeneración, 4 de abril de 2016. – La reciente publicación de las filtraciones de la empresa Mossack Fonseca llamada “Papeles de Panamá”, que revela el manejo de fortunas en paraísos fiscales de numerosos líderes y personajes prominentes de todo el mundo, revela la relación entre el empresario Ramiro García Cantú, quien ha hecho su fortuna como contratista de Pemex, y la empresa panameña Mossack Fonseca.

También el ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, hizo contacto con la firma de abogados, aunque la información no especifica si ya es parte activa de los clientes de la firma.

Según los documentos publicados por el diario alemán Suddeutsche Zeitung, Ramiro García Cantú, tamaulipeco que ha sido contratista de Pemex durante treinta años, tiene una sofisticada estructura de dispersión de recursos con ramificaciones que van desde Panamá hasta Holanda, Nueva Zelanda y la República de Seychelles, al noreste de Madagascar.

En la lista de clientes de Mossack Fonseca se encuentran otros contratistas de Pemex son los socios de Oceanografía, la empresa preferida de Felipe Calderón. Amado Yáñez Ozuna, Martín Díaz Álvarez y los hermanos Óscar y Francisco Javier Rodríguez Borgio adquirieron a Mossack Fonseca tres empresas en el paraíso fiscal en las Islas Vírgenes Británicas. Estas empresas fueron dadas de alta en Miami, lugar donde radica Martín Díaz, sobrino del Ex Secretario de Hacienda y actual presidente de Telefónica México, Fracisco Gil Díaz.

Mossack Fonseca es una empresa que ayudó a triangular la fortuna del narcotraficante mexicano Caro Quintero y la del socio de Joaquín el Chapo Guzmán, Jorge Milton Cifuentes Villanueva además de una empresa relacionada con el Cártel de Jalisco Nueva Generación.

De acuerdo con los Papeles de Panamá, Lozoya Austin buscó crear una sociedad con la firma a través de Dubai. El ex director general de Pemex, antes de integrarse al equipo de Enrique Peña Nieto fue miembro del Consejo de Administración del grupo español OHL, en México, una firma de infraestructura cercana al presidente de la República.

Aunque la información de los Papeles de Panamá no se especifica si se concretó la operación, existe una copia del pasaporte de Lozoya Austin disponible en la documentación de Mossack Fonseca, este funge como prueba del acercamiento ocurrido antes de que se integrara como consejero de Infoglobal, una compañía de sistemas de telecomunicaciones.

A través de su fondo JFH Lozoya Investments, Lozoya Austin administraba varios millones de dólares, poco antes de ser nombrado director de Pemex por Enrique Peña Nieto. Lozoya Austin es hijo de Emilio Lozoya Thalmann, quien fuera director del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y secretario de Energía en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.

Emilio Lozoya Austin ha declarado a través de una carta dirigida a través de sus redes sociales que no tienen ninguna relación con el despacho Mossack Fonseca. También negó haber creado una empresa en Panamá y tener cuentas en ese país. En el mismo documento, Lozoya declaró que vivió diez años en el extranjero pero su actividad fue meramente empresarial, particularmente en el ámbito financiero internacional.

 

Con información de: El Economista y Publimetro