Compartir

Un niño neoyorkino de 9 años de edad, inició hace 5 años un movimiento para que los restauranteros de su zona no otorgaran popotes a sus comensales, a menos que ellos los solicitaran. El movimiento #Antipopotes se ha extendido a nivel mundial y en México varios restaurantes ya se unieron a él

popotes

Regeneración, 4 de abril de 2016.- Todos los días, miles de popotes son utilizados alrededor del mundo. Si eres de las personas que los utilizan frecuentemente, en toda tu vida usarás aproximadamente 38 mil y en todo el mundo todos los días se consumen más de 500 millones, los cuales tardan en degradarse hasta en 100 años y provocan grandes daños en la vida marina y terrestre. Según cifras del Foro Económico Mundial en el 2050 habrá más plástico que peces en el mar.

Por ello, existe un movimiento denominado #Antipopotes, de origen estadounidense que se ha vuelto global y consiste que en que restauranteros no den este “utensilio” a sus clientes.

Para  varios de nosotros, el popote o pajilla, como también se le conoce, es un auxiliar para consumir nuestras bebidas y parece que no daña en nada al ambiente, sin embargo, al momento de desecharlo, la contaminación que ocasiona en el ecosistema es muy alta.

“En México, el 95% de los popotes consumidos no son reciclados, cada uno tarda al menos 100 años en degradarse y ni siquiera en su totalidad. Restaurantes en México han optado por no usarlos en conciencia y preservación del medio ambiente”.

El movimiento fue iniciado por un niño, Milo Cress, de 9 años que comenzó su movimiento Straw Free hace 5 años. Él, inició proponiéndole a los restauranteros que preguntaran a sus clientes si querían popote con su bebida. De esta forma, poco a poco se fue reduciendo la cantidad de basura “popotera”.

Y tú ¿aún utilizas popotes?

Con información de Sin Embargo, México News Network y Ecoosfer




Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook