Detienen la deportación de mexicana cuya hija tiene cáncer

Por motivos humanitarios y en atención de una petición de varias personas de su comunidad, el Servicio de Inmigración Estadounidense detendrá la deportación de una mujer mexicana.

 

Regeneración, 08 de agosto de 2017.- María Elena Loera, una mujer mexicana que cruzó la frontera junto con sus tres hijas después de que su esposo fuera asesinado en Ciudad Juárez, podrá permanecer en Estados Unidos luego de que el Servicio de Inmigración y Servicio de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), detuviera su deportación por cuestiones humanitarias.

Y es que la hija menor de María Elena, padece cáncer en los pulmones y la boca, y está siendo tratada en el hospital Infantil del Paso, Texas.

LEER MÁS:  EU: Paran obreros de General Electric, piden fabricar ventiladores

“La deportación de María sería lo más cruel de este mundo. Sería algo terrible dejar a una menor gravemente enferma sin su madre. Creo que nuestro país y las autoridades migratorias son mejores que eso”, dijo Mark J. Seitz obispo de El Paso luego de presentar la solicitud de suspensión de la deportación de la mujer indocumentada.

Su caso por asilo político fue negado y una orden de deportación en su contra se hizo efectiva, pero ante la grave enfermedad de la niña a la mujer se le posterga su orden de remoción el año pasado.

LEER MÁS:  Estados Unidos más de 100 mil casos confirmados de coronavirus

Linda J. Rivas, abogada de inmigración del Americas Immigrant Advocacy Group, en El Paso, quien representa a De Loera, explicó que la solicitud de revisión del caso fue recibida y aceptada por las autoridades migratorias. No obstante habrá que esperar una resolución definitiva sobre el caso, señaló al Diario de El Paso.

“En muy pocas ocasiones las autoridades migratorias aceptan revisar un caso de una orden de deportación vigente, pero este es un caso humanitario que requiere atención de manera inmediata. Ahora estamos a la espera de su decisión, que puede ser mañana o en unas semanas, no lo sabemos”, dijo la abogada.

LEER MÁS:  EU: Trump da negativo en segunda prueba de Covid-19

“Yo soy la única que puede cuidar a mi niña, su condición es muy complicada, ya se ha sometido a siete cirugías y el cáncer en sus pulmones ya hizo metástasis. No hay nadie más que pueda hacerlo. Ella debe ser internada de tres a cuatro veces al mes y constantemente debe asistir a tratamientos”, dijo la madre a la salida de las oficinas de ICE tras recibir la noticia llena de emoción por poder volver con su hija.