El diario Reforma reporta crecimiento de las simpatías de AMLO

Seis de cada diez simpatizantes del partido del sol azteca prefieren a López Obrador como candidato presidencial en 2012

Alejandro Moreno y Roberto Gutiérrez

Ciudad de México  (29 Agosto 2010).-  El autodestape de Andrés Manuel López Obrador parece haberle traído un primer beneficio al tabasqueño: atraer más preferencias de los seguidores perredistas del país en torno a su posible candidatura presidencial. De acuerdo con la más reciente encuesta nacional de Grupo Reforma, el 61 por ciento de los simpatizantes del PRD desean que López Obrador sea el candidato presidencial de su partido en las elecciones de 2012. Esto significa un crecimiento de casi 20 puntos comparado con el 42 por ciento que se registró en la encuesta del trimestre anterior.

En contraste, el apoyo a favor de su principal contendiente, Marcelo Ebrard, bajó de 31 a 17 por ciento entre mayo y agosto de este año. Esta caída no puede atribuirse al conflicto que el jefe de Gobierno sostuvo con el cardenal Juan Sandoval Íñiguez respecto de la decisión de la Suprema Cortede avalar las adopciones por parte de las parejas homosexuales, ya que el sondeo se realizó antes de que se suscitara esa controversia.

Pareciera más bien que el llamado de López Obrador a los seguidores de izquierda es la causa de estos cambios. Ahora el tabasqueño no sólo aventaja a Ebrard en las preferencias de los perredistas (y de los petistas, que optan en una proporción de 7 a 1 a favor del ex candidato presidencial) en una posible contienda interna, sino también para situarse como segunda fuerza en los escenarios de voto para Presidente contra otros candidatos.

Según la encuesta de Grupo Reforma, en un escenario en el que compitieran Enrique Peña Nieto del PRI, Santiago Creel del PAN y López Obrador como candidato de izquierda, el mexiquense lidera con 43 por ciento de las preferencias, seguido por el tabasqueño con 24 por ciento, y en tercer lugar aparece el panista, con 15 por ciento.La vez anterior en la que se preguntó esteescenario, en febrero pasado,el apoyo a López Obrador era de 17 por ciento, lo cual significa un crecimiento de 7 puntos porcentuales en el más reciente sondeo, mientras que los otros dos posibles adversarios no registraron ningún avance en el mismo periodo.

En un escenario similar, pero con Marcelo Ebrard como candidato del PRD y PT, la candidatura de izquierda se mantiene en segundo lugar de las preferencias, pero disminuida a 19 por ciento, lo cual indica que, en estos momentos, López Obrador tiene un mayor arrastre en el electorado nacional que el actual jefe de Gobierno capitalino.

¿Qué pasaría si ambos candidatos de izquierda contienden por la Presidencia por separado? De acuerdo con la encuesta, López Obrador como abanderado del PT se mantiene en segundo lugar, con 21 por ciento, mientras que Ebrard del PRD se sitúa en cuarto lugar, con 10 por ciento.

Bajo este escenario, el apoyo al candidato del PRI baja a 38 por ciento.

Según la encuesta, 45 por ciento de los entrevistados cree que solamente debería haber un candidato de la izquierda en la elección presidencial, mientras que el 42 por ciento opina que debería haber más de uno.

Con respecto a la posibilidad de hacer un frente común contra el PRI, es decir, una alianza entre el PAN y el PRD en la elección presidencial, el 61 por ciento de los consultados se manifiesta en contra, optando por la separación de candidatos, frente al 27 por ciento que opina favorablemente ante dicha alianza con un candidato común.

Así pues, aunque hayan tenido buenos resultados este año en las elecciones para gobernador en Oaxaca, Puebla y Sinaloa, la encuesta revela que la mayoría del electorado se opone a mezclar las opciones de izquierda y derecha en una candidatura presidencial.

{jcomments on}