Empresa quiere hacer dos hidroeléctricas para WalMart en el río Ajajalpan  

Deselec-Comexhidor presentó nuevo estudio de impacto ambiental pues quiere construir dos hidroeléctricas en el río Ajajalpan, pese a la oposición de las comunidades totonakú. 

Leticia Ánimas

Regeneración, 28 de septiembre de 2017. Huauchinango, Puebla.- La empresa Deselec-Comexhidro presentó a la SEMARNAT una nueva Manifestación de Impacto Ambiental para construir una presa que almacenará 900 mil metros cúbicos de agua y se ubicará en el municipio de Tlapacoya. Se trata de una obra complementaria al proyecto Hidroeléctrico Puebla 1 –que abastecerá de energía al grupo WalMart.

De acuerdo con la Gaceta Ecológica de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales la solicitud para la aprobación del embalse que se pretende construir entre las comunidades de Zoquiapa y Xochicugtla, fue presentada el pasado 22 de Septiembre y fue registrada con el número de expediente 21PU2017E0082.

Aunque el documento del estudio ambiental no se encuentra a disposición del público, en la notificación aparecida en el órgano informativo de la dependencia federal se especifica que los trabajos a realizar comprenden la preparación del sitio que comprende un área de afectación directa de 3.8334 hectáreas en las que es necesario cambiar el uso de suelo en casi un 50 por ciento. 

LEER MÁS:  Con manifestación plagiada empresa busca aprobación de hidroeléctrica en Puebla

También se pretende hacer una cortina de 42 metros de altura, la tubería de conducción y una caseta de descarga.

La obra, según la empresa tiene el objetivo captar y derivar el agua del rio Zoquiapa (Ajajalpan) para conducirla a otro embalse denominado “P.H. Puebla 1 (autorizado) a fin de complementar el gasto para generar energía eléctrica”.

Esta es la segunda ocasión en que la empresa presenta una MIA para la construcción de un segundo embalse, ya que en agosto de 2016 la SEMARNAT rechazó por omiso el estudio que se sometió a su evaluación debido a que no se especificaron las afectaciones “a usuarios y al caudal ecológico del río Ajajalpan”.

El proyecto Puebla 1 involucra además a comunidades de los municipios de San Felipe Tepatlán, Ahuacatlán y Tlapacoya donde ha enfrentado la oposición de los pobladores que lo han considerado una imposición. 

La empresa Deselec 1, subsidiaria de Comexhidro, constituida por Salomón Camhaji Samra, ex director de la antigua paraestatal Altos Hornos de México, ahora privatizada, es la encargada de las obras que autoabastecerán de electricidad a WalMart, Waldo’s Mart, Suburbia, Vips, Colchas de México y una persona física llamada Ileana Jinich Mekler, según un permiso de la Comisión Reguladora de Energía. 

LEER MÁS:  Con manifestación plagiada empresa busca aprobación de hidroeléctrica en Puebla

Este corporativo, según datos del centro de análisis PODER, recibió financiamiento del Departamento de Estado de Estados Unidos para la promoción de energías renovables y recursos del Fondo Nacional de Infraestructura de Banobras, orientado a asumir los riesgos a la inversión para fomentar la participación de la iniciativa privada en proyectos de infraestructura.

De acuerdo con PODER, a las comunidades afectadas por el proyecto no se les proveerá de electricidad, además de que el proceso de consulta a las mismas inició cinco años después de haber sido otorgado el primer permiso y cuando hicieron solicitudes de acceso a la información para conocer el proceso de consulta se les contestó que está protegido por “secreto industrial”. 

La empresa ha promovido la creación de la organización Campesinos Unidos de San Felipe Tepatlán y Tlapacoya, además de BioSierra A. C., usando recursos públicos destinados a fines privados como la entrega de proyectos productivos que hizo el coordinador de Apoyos Financieros de la Secretaría de Economía del estado de Puebla, Eduardo Pérez Merchant, en octubre de 2013.

LEER MÁS:  Con manifestación plagiada empresa busca aprobación de hidroeléctrica en Puebla

Mientras que en Junio de 2016 el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) dio su visto bueno a la construcción de la Hidroeléctrica Puebla 1 en territorio del pueblo totonakú no obstante haber encontrado al menos un sitio potencial de monumentos arqueológicos. También cuenta con autorización para el cambio de uso de suelo del bosque mesófilo de montaña –ecosistema en peligro de extinción- que le otorgó el Consejo Estatal Forestal en octubre del año pasado.

Comentar con facebook