En Cuacuila rechazan vender tierras para Proyecto Turístico Nexapa y Tenango

    IMAG0101

    Habitantes del pueblo de Cuacuila, municipio de Huauchinango, Puebla, rechazan vender sus tierras para construir una carretera para el Proyecto Turístico de las presas de Nexapa y Tenango. Protestaron frente a la presidencia auxiliar y colocaron pancartas

    Por Leticia Ánimas

    Regeneración, 26 de noviembre de 2015. Huauchinango, Puebla.- Con lonas colgadas en la Presidencia Auxiliar, en el acceso al poblado y en terrenos cercanos a la autopista México-Tuxpan, pobladores indígenas de Cuacuila, en Huauchinango, manifestaron su rechazo a vender sus tierras para la carretera que serviría de acceso al Proyecto Turístico Integral de las presas de Nexapa y Tenango.

    La medida fue acordada por los habitantes, luego de que el jueves 19 de Noviembre se reunieran con funcionarios del Banco Estatal de la Tierra (BET) quienes les indicaron que algunos terrenos, ubicados al oriente de la comunidad y principalmente dedicados a la milpa, serán afectados por el trazo del nuevo camino que irá a las poblaciones de Papatlazolco, Papatlatla, Xaltepec y Tenango de las Flores, donde el gobierno del estado pretende hacer un desarrollo turístico de lujo.

    Los indígenas indicaron que se oponen a vender sus tierras, debido a que ésta sería la tercera ocasión en los últimos años, en que sufrirían un menoscabo en su propiedad. Antes, recordaron, fueron afectados por la construcción de la autopista México-Tuxpan, luego por la instalación del Gasoducto Tuxpan-Atotonilco que pasa a 170 metros del kínder de Cuacuila.

    IMAG0099

    Añadieron que la determinación de no comerciar sus lotes, pese a que les dijeron que les pagarían a 60 pesos por metro cuadrado, se la manifestaron ya a los funcionarios del BET, a quienes les pidieron que no vuelvan a su comunidad.

    En respuesta, afirmaron, tras un recorrido por las tierras los servidores públicos estatales les dijeron que “nuestros terrenos fueron de la Compañía de Luz y de la familia Jiménez Morales y que por eso son federales. Cuando les señalamos que tenemos escrituras nos dieron a entender que no sirven. Y eso nos enojó más”

    Los pobladores apuntaron que hasta ahora se le ha notificado de la afectación a unos 25 o 30 propietarios, pero suponen que habría otros más a quienes no se les ha dicho nada porque quienes están haciendo la labor para convencerlos de que se deshagan de sus terrenos previeron que “iban a oponerse”.

    Expresaron que fueron sus vecinos: Luis Fuentes –presidente del Comité Municipal del Partido de la Revolución Democrática (PRD)- y Manuel Pérez Esteban, quienes los han visitado casa por casa para inducirlos a vender sus tierras, “pero ya les dijimos que no. También el presidente auxiliar Eugenio Pérez Ahuacatitla y su familia van a ser afectados”, informaron.

    Aunque les informaron que el proyecto fue modificado, de acuerdo con tres Manifestaciones de Impacto Ambiental presentadas por la Secretaría de Desarrollo Rural, se trata de la construcción de una carretera y dos puentes que conectarán a la autopista México-Tuxpan con la región de las presas en el municipio de Huauchinango.

    Con esta obra, el gobierno del estado iniciaría los trabajos de acondicionamiento de la región para el Proyecto Turístico Integral, aunque se justificaron en la necesidad de que las poblaciones de Xaltepec y Papatlazolco, ubicadas a la orilla de la presa de Nexapa, dejen de “estar incomunicadas durante la temporada de lluvias”, además de facilitar el acceso a comunidades como Tenango de las Flores o Xaltepuxtla”.

    Además, se tendría accesibilidad por “medio del Ramal a la autopista Tlaxco–Huauchinango, la cual entrelaza a los estados de Puebla y Tlaxcala, o a la autopista México–Tuxpan que conduce hacia el estado de Veracruz o hacia la capital del país”, se apunta.

    En las MIA la SDR manifestó que ya había realizado reuniones con pobladores de Xaltepec, Papatlazolco y Tenango de las Flores quienes ya habrían “liberado satisfactoriamente el derecho de vía para el camino” pues están convencidos de que es “una gran prioridad”.

    En Cuacuila se construiría un puente vehicular que tendrá un claro de 30 metros de ancho y 9.40 metros de ancho para alojar una corona de 7 metros y banquetas de .75 centímetros. Con una superficie de 560 metros cuadrados y dos accesos. Mientras que el otro puente vehicular cruzaría el río Acatlán con un claro de 30 metros de ancho y una corona de 7 metros que ocuparán un área de 568.96 metros cuadrados.

    Pobladores de Papatlazolco indicaron con anterioridad que la carretera forma parte de los trabajos que se han iniciado en la región con la finalidad de instalar hoteles, restaurantes y un campo de golf, que formarían parte de un proyecto turístico del que no tienen más información.