Estadounidense que se casó con mexicana en la frontera resultó ser narcotraficante

En febrero pasado, el hombre originario de San Diego intentó pasar desde México varios kilos de heroína, metanfetaminas y cocaína.

Regeneración, 24 de diciembre de 2017.- En noviembre, el estadounidense Brian Houston y su prometida, la mexicana Evelia Reyes se casaron en la frontera entre México y Estados Unidos pues ninguno podía viajar al otro lado.

El evento se realizó gracias a la iniciativa llamada Puerta de Esperanza, que permite que personas de ambos lados puedan reencontrarse por tres minutos. Pero, con la nueva información sobre el novio Houston, esta iniciativa está en riesgo.

De acuerdo con medios, Brian Houston está acusado de ser un narcotraficante. Él es originario de San Diego e intentó pasar desde México alrededor de 19 kilogramos de heroína, 21.3 kg de metanfetaminas y otros 19.5 kilogramos de cocaína.

LEER MÁS:  Supercomputadora británica predecirá impactos del cambio climático

Esta información consta en documentos oficiales reportados en un principio por el San Diego Reader, donde se dio a conocer que el joven intentó entrar el 28 de febrero por la garita de San Ysidro, en California, con su Volkswagen Jetta 2013 cargando con todas las drogas escondidas en varias partes como la llanta de repuesto y las puertas.

Ahora, los agentes de la Patrulla Fronteriza que vigilaron la boda entre Houston y Reyes están sorprendidos y molestos.

«Se sienten molestos, sienten que se aprovecharon de ellos, que fueron engañados», dijo la portavoz de esa agencia, Joshua Wilson.

LEER MÁS:  Tormenta más fuerte en 30 años se abate sobre Sao Paulo, Brasil

«Resulta que ofrecimos seguridad armada a una boda de un narcotraficante», subrayó.

Esta información ha puesto en peligro los encuentros que han sido posibles gracias a la organización Ángeles de la Frontera, quien desde 2013 logró que se realizara una apertura humanitaria de la valla que divide a México y EU.

Los encuentros siempre han sido realizados en un parque propiedad del Departamento de Seguridad Nacional llamado Parque de la Amistad. Allí, familias divididas, que solicitan el encuentro se someten a una comprobación de antecedentes.

«Nuestra organización nunca ha realizado el chequeo de antecedentes, dado que la Patrulla Fronteriza nos indica que ellos los hacen todos y luego nos dicen qué familias consiguen pasarlo», indicó Enrique Morones, director ejecutivo de la organización.

LEER MÁS:  Trump: 7 mil millones de dólares de defensa para muro e infraestructura

Al respecto, Takae Michael, portavoz de la Patrulla Fronteriza, dijo en entrevista con el San Diego Union Tribune, que realizaron la revisión «en función de la información biográfica que les fue entregada» por Morones y no se encontró «ninguna actividad criminal».

El día que fue detenido con drogas, a Houston se le concedió la libertad bajo una fianza de 200,000 dólares y un depósito del 15% en efectivo y con obligación de entregar su pasaporte, así como no volver a México.

El estadounidense se declaró culpable en el mes de mayo y se espera que sea sentenciado en enero de 2018.

 

 

Con información de Univisión

cargando...