FGR investiga multimillonario desvío que llevó a la quiebra a la Policía Federal

La FGR investiga un fraude por más de 2 mil millones de pesos, seis años de desvíos que llevaron  la quiebra a la Policía Federal 

Regeneración, 25 de agosto de 2020.La Fiscalía General de la República (FGR) investiga un fraude que ocurrió dentro de la disuelta Policía Federal (19 de diciembre de 2019), en el que durante seis años, sin interrupción, se registró un desvío de recursos, que además de la estafa al erario, llevó a dicha corporación a la quiebra.

Cabe señalar que este fraude es indagado por delitos de corrupción en una carpeta de investigación distinta a la que ya se había girado en contra de 19 exfuncionarios de dicha corporación por lavado de dinero.

Aunque en la nueva carpeta están involucrados algunos de los extrabajadores de la otra investigación, y unos cuantos más.

Estafa por más de 2 mil millones de pesos

Información del medio Animal Político, detalla que la Fiscalía sigue la pista de una estafa a la institución de la Policía Federal que podría ser de unos 2,657 millones de pesos.

En una denuncia que la Guardia Nacional presentó este martes ante la FGR, son tres las personas que figuran como los presuntos principales responsables de estos desvíos de capital: mismas tres personas que asumieron el cargo de la Secretaría General de la PF durante el sexenio de Enrique Peña Nieto y que, por ende, trabajaron bajo el mando de Miguel Ángel Osorio Chong, entonces secretario de Gobernación y actual senador.

LEER MÁS:  Normalistas y Granaderos chocan frente a las instalaciones de la FGR

Entre ellos se encuentran:

  • Jesús Orta Martínez, en su en cuya gestión (2013 a 2015) se habría reportado el desvío unos 700 millones de pesos.Frida Martínez (2015-2017), durante su puesto se registró el desvío de 1,800 millones de pesos.
  • Alejandro Bautista García (2018), en su periodo se detectó otro desvío más de 120  millones de pesos.
Sería el segundo proceso que se iniciaría contra Orta y Frida Martínez

Para Jesús Orta y Frida Martínez, de ser judicializado este proceso, sería el segundo que se inicia en su contra.

El medio citado señala que junto con estos tres, hay otros exfuncionarios, cuyos nombres aún no se han revelado y que se investigan en la carpeta que la Fiscalía tiene abierta desde el 2019 por corrupción, entre esos delitos el de peculado.

Malos manejos durante 6 años

La Fiscalía da cuenta de que gracias a una estrategia sistemática de malos manejos, durante los seis años del sexenio pasado se lograron los movimientos injustificados de miles de cientos de millones de pesos.

Estos movimientos se hicieron bajo el supuesto resguardo de “contrataciones”, como por ejemplo, renta de patrullas, equipos de tecnología avanzada para labores de inteligencia, mantenimiento de aeronaves. Como es común en este tipo de prácticas, todos esos precios eran inflados.

LEER MÁS:  Normalistas y Granaderos chocan frente a las instalaciones de la FGR

Además las auditorías que revelaron esta información también arrojaron que se detectó, con el respaldo de esos contratos, la salida de cantidades mucho más grandes de dinero, cuyo destino aún no se conoce.

Incluso, estos desvíos del dinero de la Policía Federal, les significó el quedarse sin recursos para pagos fijos de la corporación, tales como pagos de indemnizaciones, la luz, el equipamiento de sus elementos, hospedaje de sus elementos e incluso la gasolina de sus patrullas.

El medio también destacó que en 2019, la Policía Federal ya había aceptado que tenía deudas por 2 mil 460 millones de pesos, que no contaban con el dinero suficiente para pagar y que les habían negado una ampliación de presupuesto.

Las averiguaciones ahora revelan que los adeudos equivalen a todo el dinero desviado de la institución.

Es decir, con ese fraude se perpetró  durante seis años, la que se supone que era la mayor institución de seguridad policiaca a nivel nacional.

Y no podía pagar servicios tan necesarios, que iban desde el agua en sus instalaciones, hasta los viáticos de sus elementos que estaban trabajando sobre el terreno.