Gobernadores Tarahumaras denuncian atropellos por gasoducto

    tarahumaras2

    Exigen respuesta clara en torno a las decisiones sobre las tierras que han ocupado milenariamente

    Regeneración, 27 de abril del 2015. Chihuahua, Urique.- «Mediante una carta firmada por 29 gobernadores tarahumares, se externó la inconformidad de la comunidad indígena por la serie de incumplimientos que la construcción del gasoducto El Encino – Topolobampo ha originado a sus comunidades y al ecosistema de la región, en un atropello al derecho que la población indígena tiene a decidir sobre los territorios que ocupan», informó el diario local de Cuahutémoc.

    La carta destaca la negativa de la comunidad indígena a que se adjudique el proyecto social a la Coordinadora Estatal de la Tarahumara (Cet), misma que se encuentra bajo la rectoría del Gobierno del Estado y que ya dispone una partida para el apoyo específico a estas comunidades.

    La carta, en donde se plasman las huellas, firmas y sellos de las comunidades indígenas por donde atraviesa el proyecto proveniente de Sinaloa, va dirigida a La Directora General Adjunta de Impacto Social y Consulta de la Secretaría de Energía del Gobierno Federal, Katya Puga Cornejo y que hace alusión a la falta de cumplimiento en los acuerdos tomados el pasado 21 de febrero y cuya carta se generó este 11 de abril en el salón ejidal de la comunidad de Cuiteco.

    Se pide además se establezca de manera clara en que va a consistir la reparación del deterioro socio ambiental, socio cultural y económico causado por la obra y que está respaldado por organismos como el Convenio 169 de laOIT sobre los Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes.

    Así mismo, se pide transparencia en las personas sobre las que va a recaer la responsabilidad del Comité de Vigilancia de los acuerdos tomados en febrero pasado, así como una visita en todas las comunidades pro donde atraviesa el proyecto para comprobar que se contó con la anuencia de todos los gobernadores indígenas sobre el paso del proyecto por estas comunidades indígenas.

    Finalmente este documento que congrega la opinión de la población indígena en Urique busca una respuesta clara en torno a esta decisión sobre las tierras que milenariamente les han pertenecido a los indígenas del estado y que ahora se manifiesta está en riesgo de que se entregue a una autoridad no indígena, atropellando con esto, el derecho a decidir.