Iñárritu gana Óscar por ‘Carne y Arena’ y lo dedica a los inmigrantes del mundo

González Iñárritu recibió un premio especial por el proyecto de realidad virtual que desarrolló con Emmanuel Lubezki, que simula las experiencias de inmigrantes que cruzan los desiertos del oeste de EU. La instalación puede visitarse en el Museo de Arte del condado de Los Ángeles.

Regeneración, 13 noviembre 2017.- En la entrega de los Óscares, el mexicano Alejandro González Iñárritu dedicó su galardón a los inmigrantes del mundo, y el realizador Owen Roizman se emocionó durante la entrega de Premios de los Gobernadores, de la Academia, que se tomó un descanso el sábado de la creciente crisis derivada de denuncias de acoso sexual.

Los cineastas imprimieron un tono de optimismo sobre el escándalo por acoso sexual en Hollywood, considerándolo un momento positivo que podría acabar con décadas de abuso y servir de ejemplo a otros sectores.

Roizman, quien estuvo postulado a cinco Óscar en su carrera, recibió uno honorífico de manos de Dustin Hoffman quien este mes se disculpó por acosar supuestamente a una pasante en 1985. El actor elogió al cineasta por su integridad dentro y fuera de la pantalla.

LEER MÁS:  ‘El problema no es el terremoto, sino la pobreza y la corrupción’: Iñárritu

Varda fue presentada por cuatro mujeres, entre las que estaban Jolie y la también actriz Jessica Chastain.

González Iñárritu recibió un premio especial por el proyecto de realidad virtual que desarrolló con Emmanuel Lubezki. Carne y arena (Flesh and Sand), que simula las experiencias de inmigrantes que cruzan los desiertos del oeste de Estados Unidos. La instalación puede visitarse en el Museo de Arte del condado de Los Ángeles.

“Es un reconocimiento hermosísimo”, dijo su compatriota Guillermo del Toro. “Es arte de denuncia y discusión al servicio de una realidad muy dolorosa de la que hay hablar políticamente. Lo bello es que Alejandro ha empezado a crear la sintaxis de la realidad virtual. Es como cuando Lumière rodó la llegada del tren”, añadió.

Por su parte, el otro componente de “los tres amigos”, Alfonso Cuarón, señaló que Iñárritu y Lubezki “están rompiendo barreras y empujando los límites del cine”.

LEER MÁS:  ‘El problema no es el terremoto, sino la pobreza y la corrupción’: Iñárritu

No obstante, al terminar el acto, algunos realizadores dijeron a Afp que la legión de acusaciones contra Weinstein, Spacey y otros podría ser el punto de partida de una reforma en la cultura del entretenimiento y proteger a futuras estrellas del celuloide.

James Gunn, director de Guardianes de la Galaxia, de Marvel, afirmó que era “algo muy positivo para la industria.

Es algo que ha existido desde hace mucho tiempo, que detenía el ritmo de trabajo y dañaba la creatividad; simplemente no es bueno para nosotros, sostuvo Gunn en la antesala de la ceremonia que entregaba un Óscar honorífico a Sutherland por una carrera de seis décadas y más de un centenar de películas.

Muchas personas en Hollywood son realmente terribles y eso está saliendo a la luz, añadió.

Dennis Villeneuve, director de La llegada y Blade Runner 2049, señaló que había algo muy positivo en que las víctimas de abuso finalmente rompan el silencio.

LEER MÁS:  ‘El problema no es el terremoto, sino la pobreza y la corrupción’: Iñárritu

Hollywood es un espejo de la sociedad y pienso que lo que pasa aquí, espero, se dispersará en la sociedad, porque esas cosas no pueden pasar, afirmó.

Algunos esperan que las revelaciones en el mundo artístico se reproduzcan en los pasillos del poder.

 

Con información de Agencias

Comentar con facebook