Libre indígena tsotsil acusado injustamente, fue torturado, denuncia

Juan de la Cruz pide una indemnización para él y su familia, además de que los funcionarios que lo mantuvieron «secuestrado» durante este tiempo 

Regeneración, 17 de diciembre del 2019.  Tras casi 13 años en prisión, por un crimen que no cometió, fue liberado Juan de la Cruz Ruiz, indígena maya tsotsil quien no contó con un traductor a la hora de ser detenido, refiere RompevientoTV.

Fue el 28 de de febrero de 2007 cuando policías detuvieron a Juan, acusado de homicidio calificado y  extorsión por lo que se le condenó a 25 y 5 años de prisión respectivamente, sumando 30 años.

En conferencia de prensa, el hombre escribió una carta sobre su estancia en prisión y cómo le cambió la vida a él y a su familia.

«Desde ese día de mi detención, mi vida se vio truncada, se acabó totalmente. Destruyeron mis sueños, mis planes; me separaron con mis familiares, destruyeron nuestras vidas, causaron grandes enfermedades, me alejaron de mis tres hijos, nunca los vi crecer y nunca pude disfrutar. Nunca pude darles el amor de papá (…)»

Luego de salir de prisión, el pasado 9 de diciembre,  De la Cruz reveló los actos de tortura que, dentro de la cárcel, autoridades llevaron a cabo en su contra.

De acuerdo con el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas A.C. (Frayba), desde la detención de Juan se cometieron diversas irregularidades, mismas que fueron expuestas ante las instancias correspondientes.

La organización puntualizó que se violó el Artículo 8 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos que establece que al tratarse de un miembro de la comunidad indígena se deben tomar en cuenta:

«Sus usos y costumbres al momento de integrar una averiguación previa o al ser juzgados, ser asistido por un traductor, por un defensor que conozca de su cultura y a que el agente del Ministerio Público o el Juez, tomen en consideración su pertenencia a un pueblo originario».

Fue así cuando la Mesa de Reconciliación emitió una recomendación de libertad con sentencia suspendida el 11 de febrero de 2016 por violaciones graves a sus derechos humanos.

Sin embargo permaneció casi tres años más en reclusión en el Centro de Reinserción Social para Sentenciados N° 5 en San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

LEER MÁS:  Luciérnagas desaparecerían por contaminación lumínica e insecticidas

El ex preso tsotsil también narró cómo dentro de los penales varios reclusos se organizaron para soportar huelgas de hambre y ayunos en protesta «por estas injusticias» y anomalías, entre las cuales se encuentran la privación arbitraria de su libertad, la falta de un traductor en el proceso y la obtención de pruebas bajo tortura.

Tanto Juan de la Cruz como su familia exigen que los funcionarios y autoridades relacionadas con estas vejaciones sean enjuiciados además piden una indemnización por los años que fue encarcelado injustamente.

LA CARTA

San Cristóbal de las Casas, 13 de diciembre de 2019

Hermanas y hermanos

Compañeras y compañeros del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, cariñosamente conocido como Frayba

Al Grupo de Trabajo No Estamos Todxs

Lxs compañerxs de Sweford, a lxs Sipaz

Medios libres

Los medios de comunicación Estatal, Nacional e Internaconal

Al público en general que nos honran con su presencia en estas horas de la mañana

Y darles las gracias a cada uno de ustedes por estar siempre al pendiente de nosotros desde el pasado 15 de Marzo en este año en curso que iniciamos la huelga de hambre, por una causa justa y digna.

Como integrante de la Organización La Voz de Indígenas en Resistencia, adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional.

Mi nombre es Juan de la Cruz Ruiz, esta es mi palabra y este es mi caso:

Hace más de 12 años atrás, me acuerdo muy bien la fecha, un 28 de febrero del año 2007. Donde llegaron aproximadamente como 15 agentes judiciales en mi domicilio, me interrogaron: «Sí soy Juan».

En ese momento me agarran del brazo, me torturan sin lástima y no presentaron ninguna orden de aprehensión y fui sometido a torturas durante dos días y dos noches.

Soy sobreviviente de la tortura, la fiscalia al obtener estas pruebas bajo tortura. Me dictaron el auto de formal prisión.

Después, a los dos años de proceso, y a pesar que yo presenté todos mis testigos y pruebas me dan sentencia de 11 años de cárcel por homicidio simple.

Después me obligan a meter apelación.

A los 3 meses regresan en resultado donde subió mi condena a 14 años más. Me perjudicó, llegó a 25 años.

También en el 2008 me fabricaron el delito de extorsión ya estando preso, donde también me dieron 5 años de prisión que suman en total a 30 años de cárcel.

Delitos que jamás he cometido en mi vida, y en mi declaració preparatoria no me dieron un traductor, por lo cual, fui víctima de diversas violaciones a mis derechos en mi proceso legal.

Desde ese día de mi detención mi vida se vió truncada, se acabó totalmente, destruyeron mis sueños, mis planes de fururo.

Me separaron con mis familiares, destruyeron nuestras vidas. Causaron grandes enfermedades, me alejaron de mis tres hijos.

Nunca los vi crecer y nunca los pude disfrutar. Nunca pude darles el amor de papá y el cariño de un padre.

Por estas injusticias nos organizamos dentro de los penales, para alzar nuestra voz y luchar para recuperar nuestro derecho, nuestra libertad que nos quitaron.

Nos destruyeron nuestras vidas.

Como gente indígena que somos, somos víctimas de abuso, de maltrato, de discriminación. Ignorados con los malos gobiernos.

Por esta razón el pasado 15 de marzo, en este año en curso, nos declaramos en la huelga de hambre indefinida en exigencia de justicia y por nuestra libertad, ya que en nuestros expedientes hay muchas anomalías, así como la tortura y hasta el día de hoy tenemos secuelas de esta tortura a la que fuimos sometidos.

Y como por mencionar el caso de compañero Adrián Gómez Jiménez integrante de la Organización la Voz de Indígenas en Resistencia donde estuvo 15 años en proceso, y el pasado 22 de febrero, en este año en curso, lo sentenciaron a 20 años de prisión, y nunca hubo un señalamiento en su persona, y ya lleva compurgando 15 años con siete meses.

También desde el mes de noviembre de este año en curso promovió un beneficio con la Jueza de Ejecuciones, de nombre M. Guadalupe Flores Rocha presentándole todos los requisitos que la Jueza ha pedido hasta la fecha no hay resultado.

Ya ha rebasado más de 2 meses los días laborados. El Estado lo tiene secuestrado desde hace más de 2 meses.

De igual manera, donde también estuvimos más de 130 días en la huelga de hambre, donde estuvimos hospitalizados por diferentes enfermedades que nos dio, así como infecciones en las vías urinarias, dolor de estómago, salmonolesis, calambres gastrointestinales, daños renales y hepáticos, entre otras cosas.

Donde lxs Médicxs del Mundo nos dijo que en cualquier momento nos puede colapsar nuestros cuerpos. Por lo cual, el pasado 28 de Julio lo transformamos en plantón y ayuno de las 12:00 horas, hasta las 17:00 hora diario. Donde llevamos más de 5 meses.

Y como por mencionar también sus casos a los compañeros y como integrantes Germán López Montejo y braham López Montejo, organización La Voz Verdadera del Amate, el pasado 20 de agosto en este año en curso fueron sentenciados a 25 años de prisión y a los dos días después les fue dado otros 50 años de prisión, que suman en total a 75 años de prisión.

Y en cuanto a la verdad hay muchas anomalías en sus expedientes, por la cual el Estado se desquitó con los compañeros y con nosotros a pesar de estos atropellos.

Seguirán y seguiremos firmes con nuestra lucha, así como también el compañero Marcelino Ruiz Gómez integrante de la Organización Viniketik en Resistencia donde le han prometido su libertad con la jueza de nombre M. Guadalupe Flores Rocha y hasta el día de hoy no ha cumplido su palabra.

Y lo peor de todo, en mi caso, han pasado más de 3 años con 10 meses que ya debería de haber estado libre.

Porque en el año 2011 donde solicité una sentencia suspendida dirigiéndome con el Lic. Rutilio Escandón Cadenas, ya que era el presidente de la Mesa de Reconciliación donde me otorgó mi libertad desde el pasado 12 de febrero 2016.

Por lo cual he sido secuestrado durante 3 años y 10 meses.

Atentamente Juan de la Cruz Ruiz

cargando...