Compartir

Los tripulantes económicos del mandatario mexicano “(…) han demostrado no sólo descarada corrupción, sino inaudita insensatez”: Proceso

VIDEGATAY CARSTENS PEÑA

Regeneración, 06 de diciembre de 2016.- Después de haber dejado la economía del país a punto de colapsar, los responsables de tal crisis económica abandonan el barco.

Luis Videgaray y Agustín Carstens decidieron abandonar el barco con la posible complicidad de Enrique Peña Nieto. Los tripulantes económicos del mandatario mexicano “(…) han demostrado no sólo descarada corrupción, sino inaudita insensatez”, afirma el periodista de Proceso.

Videgaray y Carstens “nunca negaron ser ladrones, pero se decían “responsables” en economía. Otra inmensa mentira”. El primero, quien se venía desempeñando como Secretario de Hacienda “endeudó al país y aumentó los impuestos” mientras que el segundo, había solicitado reelegirse en el cargo hasta el 2021, sin embargo, de forma irresponsable, prefiere renunciar al Banco de México (Banxico).

LEER MÁS:  AMLO: Respetaremos el trabajo de las calificadoras; no tenemos nada que esconder

Después del triunfo del presidente electo en los Estados Unidos, Donald Trump, hemos escuchado y leído por economistas y analistas económicos que la economía del país se ha caído debido a la victoria de Trump, sin embargo, el abandono de estos funcionarios mexicanos, revelan el “desastre financiero en que dejan la economía del país”, por eso se van, antes de que colapse.

Ahora bien, “si Carstens consintió el aumento de la deuda pública hasta 50.5% del Producto Interno Bruto (PIB) que dispuso Videgaray, ahora se perfila algo peor: Que el operador de este endeudamiento desde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Alejandro Díaz de León, se convierta en el nuevo gobernador del Banco de México”.

LEER MÁS:  AMLO anuncia reducir las comisiones que cobran los bancos

De llegar Díaz de León a ocupar el cargo, el Banco de México se convertiría en una subsecretaría de la SHCP. Lo peor, dice la revista Proceso, sería que Videgaray sea la carta fuerte de Peña Nieto para ocupar Banxico.

El país mexicano se encuentra con una economía completamente arruinada: “Inflación más alta, nulo crecimiento, altas tasas de interés y un peso más débil ante el dólar y el euro”.

Peña prometió que para 2016 creceríamos 5.2 por ciento y sólo crecimos el 1.7 por ciento. Para 2017 ha prometido un crecimiento de 4.9 por ciento, pero solamente creceremos el 2 por ciento.

LEER MÁS:  AMLO anuncia reducir las comisiones que cobran los bancos

“Es cierto, el salario mínimo aumentará a partir de enero casi 10%: Sube 7 pesotes al pasar de 73.04 pesos a 80.04. Inaudito”, señala la revista.

“Quién puede tener dudas: Además de corruptos, irresponsables e ineptos. Y la ineptitud, ya se sabe, es también corrupción…”, concluye.

 

 

Con información de Proceso

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook