Los sacerdotes, Raúl Vera y Alejandro Solalinde cuestionan hipocresía de la iglesia católica

Solalinde cuestionó que se llamen a marchas para atacar a gays, y no para protestar por la violencia, la corrupción y la vista de Donald Trump 
Solalinde2peña
Regeneración, 13 de septiembre del 2016.-Raúl Vera y Alejandro Solalinde, los dos sacerdotes más aguerridos de la Iglesia Católica mexicana, se han rebelado contra la jerarquía Católica por el discurso de odio hacia la comunidad gay, así como su respaldo a las marchas en «pro de la familia». Los sacerdotes «rebeldes» exigen respeto hacía esa minoría.
“Los homofóbicos son aquellos que tienen una enfermedad mental y no los homosexuales”, dijo Vera en una entrevista concedida al diario español El País en julio de 2014.
Y prosiguió: “la homosexualidad es un tema al que nos hemos negado (…) la Iglesia tiene que acercarse a ellos no con condenas, sino con diálogo. No podemos anular toda la riqueza de una persona solamente por su preferencia sexual; es enfermizo”, respondió el Obispo de Saltillo.
A la par, el sacerdote Alejandro Solalinde aseveró que la alta jerarquía de la Iglesia católica –quien está detrás de las marchas en contra de la comunidad gay- “tira la piedra y esconde la mano”.
“La Iglesia católica está en crisis porque sigue con la manía de juzgar y Jesús no juzgaba, sigue la manía de etiquetar y excluir y Jesús promovía el amor incluyente y muchos no saben qué es”, dijo.
En ese tenor cuestionó que se llamen a marchas para defender a la familia, y no para protestar por la violencia, la corrupción y los planteamientos de Donald Trump.

Agencias 



LEER MÁS:  CNDH apoya a colectivos que van contra Constellation Brands