Mancera contradice testigo: “No hay certificación” que policías  golpearan a Marco Antonio

En la foto los policías que golpearon en la cabeza con sus cascos a Marco Antonio, tal como denunció Mauricio, su amigo y testigo de los hechos

Solo tiene «lesiones que no dejan cicatriz» y «no comprometen ningún órgano» , señalo Mancera

Regeneración, 29 de enero del 2018. El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, afirmó que no existe “certificación” de que los policías que detuvieron a Marco Antonio Sánchez lo hayan golpeado antes de subirlo a la patrulla.

“La única certificación que se tiene en este momento es la que corresponde a las huellas que presenta en rostro, que según la clasificación, es lesiones que no dejan cicatriz perpetua, no son lesiones que comprometen ningún órgano, esa es la clasificación médica que se tiene al dia de hoy” indicó.

LEER MÁS:  COP25: Consulta a pueblos indígenas para combatir cambio climático

“El forcejeo es lo único que se tiene”, aclaró.

El jefe de gobierno emanado del Partido de la Revolución Democrática (PRD) dijo que la declaración más importante es la que el estudiante pueda ofrecer cuando se encuentre en condiciones de hacerlo.

También rechazó que se trate de una desaparición forzada ya que el estudiante estuvo “deambulando” por las calles.

Todo lo anterior en contradicción con los testigos oculares de los hechos así  como sus familiares.

Las declaraciones de Miguel Ángel Mancera contradicen el dicho de Mauricio, amigo de Marco Antonio, quién desde que reportó su desaparición señaló que fue golpeado en la cabeza con los cascos de los uniformados, todo ello en las inmediaciones de El Rosario, en la Ciudad de México.

LEER MÁS:  IMSS: 12 mil trabajadores del hogar afiliados, 76% mujeres

 La denuncia de Mauricio, testigo de los hechos

Los policías lo alcanzaron dentro de la estación del Metrobús Rosario y lo golpearon con sus cascos a pesar de que el menor se dejó caer y no opuso resistencia alguna.

Después  los uniformados esposaron al estudiante de preparatoria, lo subieron a una patrulla y se lo llevaron. Roberto no pudo hacer nada más que tomar una foto del momento de la agresión y preguntar a donde lo llevarían. Los elementos respondieron que sería trasladado al Ministerio Público 40 ubicado en Azcapotzalco.

LEER MÁS:  Dietas tradicionales, clave para una alimentación sustentable

Horas más tarde, los padres de Marco fueron avisados y acudieron a esa agencia, pero personal del lugar les informó que el menor no había sido trasladado ahí, incluso les dijeron que la patrulla se había comunicado para decir que lo habían dejado ir. También les negaron el derecho de levantar una denuncia bajo el argumento de que aún no habían pasado 48 horas de su desaparición, además de que no había forma de comprobar la versión de su amigo respecto a la detención.

cargando...