En los últimos diez años, soldados, marinos y policías federales, fueron acusados por cometer delitos o permitir que se cometieran.

 

Militares y policías armados ingresan a Universidad Autónoma de Chiapas

Regeneración, 25 de octubre de 2016.- En la última década, mil 25 miembros de las secretarías de Seguridad Pública, de la Defensa Nacional y Marina, cayeron en prisiones federales por delitos.

De todos ellos, la mayoría apresados en 2015, 7 de cada 10 fueron acusados por delincuencia organizada; la mayoría eran cabos, pero también destacan un ex teniente coronel, un teniente y siete sargentos.

Según el investigador del Instituo Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), Martín Barrón, durante la lucha contra el narcotráfico emprendida por Felipe Calderón, los militares estuvieron más expuestos y con mayor factibilidad de incurrir en crímenes.

Los delitos que se cometieron fueron secuestros, homicidios y delitos contra la salud; mientras los militares tienen acusaciones por actos contra la salud, narcomenudeo o permitir el paso de drogas, los marinos están presos por delincuencia organizada y extorsión.

LEER MÁS:  Sedena confirma robo de vacuna Covid-19 en clínica del ISSSTE en Morelos

“Esto habla de la colusión de la delincuencia organizada con ciertos segmentos de las fuerzas federales, de las formas de reclutamiento de soldados, marinos y policías, y también contra la expectativa, sí hay un número menor de Fuerzas Armadas que están siendo procesadas en el fuero civil”, dijo Alejandro Hope, experto en seguridad.

De los presos, 87% están en prisión por delitos del fuero federal; 7.9% por fuero común, y 4.9% por el militar. Para Hope, esto significa que no hay espacios en las prisiones castrenses y por eso los militares cumplen sus condenas en penales federales.

La Procuraduría General de la República indaga a las policías municipales de Badiraguato y Culiacán, Sinaloa, sobre la posible participación en la emboscada contra militares, que, de confirmarse, sería otro caso.

LEER MÁS:  México refuerza control en Chiapas ante caravana de 9 mil migrantes

Más de 60% de la población mexicana considera que las policías estatales son corruptas, reportó el mes pasado la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública.

Una encuesta realizada por la organización civil Causa Común, que se dedica al estudio de instituciones policiacas, muestra que en México siete de cada 10 policías no sienten reconocimiento a su labor y que ocho de cada 10 nunca han tenido un ascenso.

El investigador Juan Pablo Arango asegura: “Para ellos representa lo mismo estar en el crimen organizado que en la policía, porque el nivel de riesgo es el mismo, y por lo menos en el crimen organizado tienen ciertas garantías respecto a sus ingresos, ya que si morían les garantizaban una cuota para su familia. El propio sistema de gobierno los orilla a que se cometan ese tipo de situaciones”

Vía El Universal