México exige detener subasta en París de nuestro patrimonio cultural

Patrimonio. Piezas de la cultura olmeca y maya serían subastadas mientras que el INAH interpuso la demanda ante la Fiscalía francesa

Regeneración, 17 de septiembre del 2019. México interpuso una demanda para solicitar la cancelación de una subasta de arte precolombino prevista para el miércoles en París.

El recurso está en nueva iniciativa del Gobierno encaminada a defender en el extranjero lo que considera patrimonio cultural de la nación.

El embajador mexicano en Francia, Juan Manuel Gómez-Robledo, indicó que la demanda la interpuso la semana pasada el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

La petición legal la hizo ante la Fiscalía General de Francia.

Destacó que en el peritaje efectuado a las piezas anunciadas en el catálogo, se determinó que 95 de ellas proceden del patrimonio cultural mexicano.

LEER MÁS:  Tokarczuk y Handke, premios Nobel de Literatura 2018 y 2019

Sin embargo, hay piezas atribuidas a Colombia o Guatemala.

Algunas más «podrían ser imitaciones creadas recientemente», dijo Gómez Robledo, apoyándose en los resultados del peritaje hecho por el INAH.

La subasta está organizada por la casa Millon e incluye 120 piezas, en parte propiedad del matrimonio de coleccionistas Manichak y Jean Aurance.

Se incluyen máscaras, Venus de la fertilidad y pequeñas estatuas cuyo precio estimado se eleva, en algunos casos, a los 88 mil 292 dólares.

Por su parte, la casa Millon explicó que el remate se mantiene y que «se reserva el derecho a reaccionar después de la subasta», según su presidente Alexandre Millon.

La semana pasada, Guatemala anunció que tras las acciones emprendidas por el Gobierno, Millon había suspendido la venta de una de las piezas prehispánicas incluidas en esa subasta.

LEER MÁS:  Abre sus puertas Foto Club CDMX, un espacio para generar cultura visual

Se trata del fragmento de una estela arqueológica maya perteneciente a su patrimonio cultural.

México pide apoyo a la Unesco y a Francia
El Gobierno mexicano, a través de la Cancillería, hizo un llamado a la casa de ventas para que cancele la subasta.
Asimismo, pidió la intervención de la Unesco y del Gobierno francés para que paren la venta.
Enrique Márquez, director ejecutivo de Diplomacia Cultural de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), detalló el origen geográfico de este patrimonio.
“Pertenece, específicamente, a Teotihuacán, Guerrero, Oaxaca y diversos estados del sureste de México en la región de la cultura olmeca y maya”, señaló.
Por su parte, Bernardo Aguilar, director general para Europa de la SRE, recalcó el rechazo del Gobierno mexicano:
Estamos en contra de que una pieza que debería estar en México y ser exhibida para conocimiento del pueblo mexicano, termine en la sala de un coleccionista como adorno en otro país”.
Especificaron que la venta de las piezas se trata de un delito en nuestro país, que, a su vez, lleva a más ilícitos, como las excavaciones clandestinas.

cargando...