Compartir

Un derrame de 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico en el río Sonora, proveniente de los desechos de la mina de Cananea, ocasionó contaminación en seis municipios de la entidad, por lo que la población fue advertida de tomar precauciones y no entrar al río.

Avanza-mancha-naranja-sobre-Río-Sonora

Regeneración, 10 de agosto 2014.-Los desechos de procesos químicos de la mina, que se ubica en el municipio del mismo nombre, salieron de los llamados represos de jales y se extendieron de Cananea a los municipios Arizpe, Banámichi, Baviácora, Aconchi y Ures.

“Se derramaron aproximadamente 40.000 metros cúbicos de lixiviados de cobre en el río Bacanuchi, afluente del río Sonora”, que tiene cerca de 420 kilómetros de longitud y se localiza en el estado homónimo, indica Conagua en un comunicado.

Las aguas del río se tornaron de color anaranjado, según imágenes difundidas por medios locales, que aseguran que el derrame de la mina de Cananea mató a peces, ganado y afecta a productores locales de leche.

Así, Conagua decidió restringir el suministro de agua en siete municipios por donde pasa el río, entre ellos la capital de Sonora, Hermosillo, que se abastece en un 3% del río afectado.

En tanto, las autoridades continúan buscando concentraciones de residuos metalúrgicos en el agua de la zona y preparar posibles procesos legales contra la minera responsable del derramamiento.

Sonora, que genera el 27% del total de la minería en México, es el principal productor de oro, cobre, grafito, wollastonita, carbón antracítico y molibdeno del país.

En agosto del año pasado, un camión remolque que transportaba cianuro para una mina de oro y plata en Sonora se volcó en una carretera, derramando la peligrosa sustancia en el río Yaqui. Esto provocó escasez de agua potable en la zona, intoxicaciones en algunas personas y la muerte de numerosos reptiles y aves.

Información: La Jornada

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook