Minera china pretende regresar a Zautla donde la expulsaron sus habitantes

    SONY DSC
    SONY DSC

    La minera china JDC fue expulsada hace tres años por los pobladores de Zautla, en la Sierra Norte de Puebla; no obstante, la empresa está buscando autorización continuar trabajando en la Mina La Lupe, a pesar del rechazo de la población

    Por Leticia Ánimas

    Regeneración, 10 de diciembre de 2015. Huauchinango, Pue.- La empresa JDC Minerales que fue expulsada hace tres años por pobladores del municipio de Zautla pretende realizar 18 barrenos para la búsqueda de oro, plata, cobre zinc en el lote La Lupe, donde se ubicaban los socavones de la mina del mismo nombre en el cerro de Aquiochuish de acuerdo con la concesión 216370.

    De acuerdo con la Gaceta Ecológica número 51 de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) publicada este jueves, la minera presentó un informe preventivo ante esa dependencia para realizar el estudio y proyecto para la exploración de 18 barrenaciones para la “caracterización de materiales” sobre el terreno ubicado en la comunidad de Tlamanca.

    El informe preventivo fue recibido por la Semarnat el pasado 4 de diciembre y se encuentra en trámite.

    Se pretenden realizar obras y actividades de exploración de 18 barrenos sobre un predio de 100 hectáreas; “cada barrenación comprende un área de plantilla de 9 metros cuadrados y una perforación de barreno de 2 y media pulgadas de diámetro”.

    El 21 de noviembre de 2012, unos 5 mil pobladores de esa demarcación clausuraron La Lupe, expulsaron a los empleados de la JDC y en asamblea general de las 32 comunidades mandataron a las autoridades a negar los permisos de cambio de uso de suelo para las actividades mineras y manifestaron su oposición al tránsito de varias toneladas de explosivos para reiniciar la explotación en los viejos socavones de La Lupe y de la mina Armando.

    Pese a ello en junio de 2013 la Semarnat aprobó el estudio 21PU2011MD072 para la construcción –en cuatro años- de una planta en la que podrían procesarse diariamente 180 toneladas de materiales pétreos con valores significativos de oro, plata y cobre, según se publicó en la Gaceta de la secretaría.

    Los mineros chinos esperaban procesar en 25 años más de 65 mil toneladas de terreros y colas, y ampliar la mina La Lupe y de acuerdo con su manifiesto ambiental ofrecieron “no usar substancias tóxicas como el cianuro; además que al menos en la primera fase no se contempla despalme y mucho menos (la pérdida) de elementos de flora de tipo boscoso”.

    Además de que –aunque no dijeron cuántos-, aseguraron que se generarán “fuentes de empleos directos e indirectos e inyectará una derrama económica en el pueblo y la región.”

    El MIA que consta de más de 130 páginas hace una relación de las propiedades del subsuelo, la tierra y la cuenca del río Apulco, cercano al cerro Aquiowish (el cerro del agua), dicen que extraerán un kilo de oro al día rascando de lo que quedó de las antiguas minas La Lupe y Armando, para lo que “utilizarán” 10 metros cúbicos de agua diarios, es decir 10 mil litros cada 24 horas.

    La presa de jales, se asegura, operará “con un sistema de secado de los lodos residuales”, por lo que “no habrá riesgos ambientales producto de derrames” además de que estará ubicada en una cañada y al final del proyecto en el vaso de agua “se sembrarán arboles de la región”