MTY_VI_monterrey_mancha

La zona de Monterrey es un territorio muy codiciado por los carteles del narcotráfico. Antes el atractivo era San Pedro Garza García porque tenía un bajo índice de crímenes

por Diego Osorno

Más por más, 8 de julio de 2015. Ésta es parte de la conversación que sostuvo el autor con Óscar Heglibse, agente especial de Homeland Security asignado al Consulado de Estados Unidos en Monterrey.

Diego Osorno – En el documental “Lo que reina en la sombra” hay un miembro de Los Zetas que dice que Monterrey es la plaza más disputada de México. ¿Tú qué importancia crees que tiene realmente?

Óscar Heglibse – La plaza, el territorio de Monterrey, todo el tiempo ha sido muy codiciado. Y anteriormente estaba codiciado porque era un lugar donde se mantenía relativamente bajo el crimen, específicamente en San Pedro Garza García. Entonces, cuando tenían que mandar los cárteles las familias, pues lógicamente era un lugar donde se sentían que podían mandar a sus familias a mantenerse en un nivel seguros. Pero en el lado del crimen organizado, es muy codiciada esa plaza por el simple hecho de que se maneja tanto dinero que es más fácil esconder fondos ilícitos con negocios legítimos, porque hay tanto dinero, tanto comercio, la ciudad tan grande, que lógicamente es algo que… sí se está moviendo mucho dinero, y se pueden esconder más los fondos ilícitos.

DO – Y además, la cercanía con Nuevo Laredo, Reynosa, y toda esta zona…

OH – Claro, pero normalmente una plaza que se pelea por la mayor parte, es por la frontera. Simplemente porque es el entre a los Estados Unidos. Monterrey —por decir— no está cerca de la frontera, pero el comercio, los bancos, todo eso… pues les ayuda —como digo— a esconder sus fondos.

LEER MÁS:  Candidata del PAN se compara con Dr. Who y desata burlas en redes

DO – Y bueno, como también se plantea en el documental, la violencia en Monterrey quizá ha bajado un poco en cuanto a evento de alto impacto. Pero el problema ahora, que es muy dramático, es el de las desapariciones forzadas. Ahora que ya hay un poco más de posibilidades de salir a denunciar, mucha gente casi cada mes va y presenta denuncias de personas que desaparecieron justo en esos años: 2008, 2009, 2010 y 2011. Ustedes, ¿te tocó a ti registrar que venía ese problema creciendo en la ciudad?

OH – En Monterrey propio, pues sí teníamos casos de que oíamos o teníamos reportes de gente que desaparecía. En esa época se vio un cambio: que originalmente había secuestros, pero eran gentes… eran comerciantes, eran gentes que se llevaban para tratar de agarrar dinero. Entonces, poco a poco se vio cambio donde gente inocente, gente que no tenía nada que ver con el negocio del narcotráfico o negocio ilícito, empezaron a desaparecerse. Se empezó a ver eso durante esa época. Pero en México, por años, se ha visto ese problema, o se ha reportado ese problema. Lo único es que era muy difícil poder verificar que sí estaba pasando ese problema. Porque era muy difícil sacar información de México. Lo que está sucediendo ahorita, lo que estamos viviendo más, es que las cuentas del medio social, el Facebook, el Twitter, facilita a cualquier persona poder hacer un reclamo de que alguien se perdió. Entonces… con eso es más fácil que las personas… es más difícil que se pueda esconder eso, que se pueda barrer abajo de la alfombra los hechos que están sucediendo.

LEER MÁS:  Candidata del PAN se compara con Dr. Who y desata burlas en redes

Esto es muy obvio con la desaparición de los 43 jóvenes en México, donde en unas cuantas horas las familias empezaron a reportar y la comunidad internacional pudo acudir o pudo ponerle presión; empezar a preguntar preguntas para que no se barriera…

DO – ¿Y cómo se daba la relación con las autoridades? Ahora sabemos que algunas autoridades de esa época, locales y estatales, estaban involucradas con el crimen organizado. De hecho hay procesos contra algunos funcionarios. ¿Cómo llevaban ustedes ese tipo de relaciones? Porque supongo que hay escepticismo sobre si tal instancia o tal dependencia puede ser cooptada por la mafia. ¿Cómo se manejaban ustedes en ese mundo donde cualquiera puede ser un traidor?

OH – Pues nomás haciendo relaciones. Inicialmente, con la información o la cooperación que tienes con cualquier… y no es nada más en México, en todos los países internacionales, se basa en comunicarse, en tener relaciones con esa persona por un periodo de tiempo, y así se establece el nivel de trust, de tratar a la persona bien. Entonces es caso por caso. En todas las partes del mundo hay corrupción. Entonces, es con la experiencia que tengas con esa persona, o esa unidad policíaca.