Compartir

Tras la sanción del TEPJF por difamación en contra del PRI, el paso lógico es que José Antonio Meade se disculpe, dice la especialista

 

Regeneración, 30 de julio de 2018. La sanción del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) por los dichos difamatorios de José Antonio Meade contra Nestora Salgado no es suficiente, falta una disculpa pública, consideró Marta Lamas.

La semana pasada el Tribunal Electoral dio a conocer una multa por 322 mil 400 pesos por las calumnias que se dijeron en contra de la exc omandanta de la policía comunitaria, pero no se plantearon otras medidas de reparación.

LEER MÁS:  Meade aparece con Alejandra Guzmán en su época estudiantil (Video)

La académica explicó que si bien es muy importante que se haya establecido una multa para sentar un precedente en relación a las calumnias lanzadas impunemente con objetivos electorales, “las palabras son muy importantes, y no sólo por una cuestión de precisión jurídica. Las palabras tienen una dimensión simbólica.

“Las palabras cuentan, y más cuando su significado alude a una de las situaciones terriblemente dolorosas que vivimos en el país. Sería interesante saber quién lo ensartó en lanzar la calumnia de que Nestora Salgado era secuestradora. ¡Qué vergüenza! Una falsedad de tal tamaño no podía sostenerse por mucho tiempo”.

LEER MÁS:  Meade aparece con Alejandra Guzmán en su época estudiantil (Video)

Pero ya que pasó la campaña electoral y “ahora que ya hay condiciones para empezar a aclarar la maraña de intereses turbios y maledicencia que rodearon el caso de Nestora, espero que Meade sea capaz de rectificar su error y ofrecerle una disculpa pública”.

Lamas, quien es una de las personas que siguió de cerca el caso de Nestora, señala que debido a que Meade daño en el plano “simbólico” la reputación de la excomandanta, en el mismo plano debe ser la restitución del daño.

LEER MÁS:  Meade aparece con Alejandra Guzmán en su época estudiantil (Video)

“No basta la multa del TEPJF. El daño y la ofensa que hace una acusación pública de “secuestradora” sólo se repara con el peso simbólico de una disculpa pública”, indicó.

Vía Proceso.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook