Compartir

Ocho comunidades originarias del Consejo Supremo Indígena de Gobierno de Michoacán manifestaron que no permitirán que se instalen casillas para las elecciones el próximo 1 de julio.

Regeneración, 17 de abril de 2018.- A través de un comunicado, los indígenas de la comunidad de San Bartolomé Cocucho informaron que no permitirán la instalación de casillas para las próximas elecciones del 1 de julio. Argumentan que los partidos políticos dividen a la comunidad, por esto se sumaron a las comunidades que están haciendo frente contra ellos.

Ya son ocho comunidades originarias del Consejo Supremo Indígena de Michoacán las que se unieron, son: Aranza, Zopoco, Santa Fe de la Laguna, Sevina, Urapicho, San Felipe de los Herreros, San Benito y Cocucho, detalla el medio Michoacán 3.0

El Consejo Supremo está formado por más de 30 comunidades de las cuatro regiones p´urhépecha.

El asesor legal del Consejo, Pavel Ulianov Guzmán detalló que las mismas comunidades realizan asambleas para decidir si se permite o no la instalación de urnas, así que aún podría crecer la lista pues podrían agregarse comunidades que pidan que no se instalen urnas.

Los habitantes de Cocucho detallan que uno de los motivos principales es que en las planillas no incluyen a los miembros de la comunidad. Además los ayuntamientos no entregan la parte del presupuesto directo que como comunidad les corresponde y son discriminados políticamente.

Este lunes notificaron ante INE y el Instituto Electoral de Michoacán, a quienes les solicitaron que respeten su libre autodeterminación.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook