Ordena juez suspender tala de 180 mil árboles en Jilotzingo, Edomex

Jilotzingo, juez detiene devastación autorizada por Eruviel Ávila para construir 20 mil viviendas, negocio de 10 mil millones de pesos del grupo Atlacomulco

Regeneración, 31 de enero del 2019. Jilotzingo, Estado de México; ayer, 30 de enero de 2019, el Juez Décimo de Distrito del Estado de México ordenó la suspensión de la tala de más de 180 mil árboles en el amparo promovido por el Despacho de Investigación y Litigio Estratégico de Mexicanos Contra la Corrupción y pobladores de Jilotzingo (EdoMéx), en contra de las autorizaciones que permitieron la construcción del proyecto inmobiliario Bosque Diamante.

Se informa que el amparo se promovió en contra de SEMARNAT, Secretaría de Desarrollo Urbano y Metropolitano del Estado de México, PROBOSQUE y el Presidente Municipal de Jilotzingo.

Dichas autoridades «autorizaron la manifestación de impacto ambiental, el cambio de uso de suelo y densidad, así como la tala de árboles en el predio de 237 hectáreas de terrenos forestales para la construcción del desarrollo inmobiliario Bosque Diamante en Jilotzingo».

El 80% del territorio de Jilotzingo lo componen áreas naturales protegidas.

Actualmente este municipio cuenta con alrededor de 17,970 habitantes; mientras que Bosque Diamante busca albergar 80 mil personas, lo que aumentaría la densidad poblacional del municipio en un 480%.

De acuerdo a estudios del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático la construcción de Bosque Diamante pude causar la fragmentación de la biodiversidad del lugar y la perdida de especies catalogadas en alto nivel de riesgo o en peligro de extinción.

LEER MÁS:  Niño gana concurso de matemáticas en China, agradece apoyo a Iztapalapa

Lo antes mencionado, tal como lo hemos informado con oportunidad en Regeneracion.mx

Al respecto, María Amparo Casar, Presidenta Ejecutiva de Mexicanos Contra la Corrupción destacó:

“La medida cautelar ordenada evitará que, mientras se decide sobre la suspensión definitiva, se continúe con la tala de más de 180 mil árboles.

El amparo promovido busca que el Juez Federal revoque las autorizaciones mencionadas para impedir la construcción del proyecto inmobiliario y así preservar la biodiversidad de Jilotzingo.”

Firma la petición: 186 mil árboles de encino serán talados para construir 20 mil viviendas

¡¡Ayúdanos a detener este ecocidio en Jilotzingo!!

Nuevamente los bosques del Estado de México se encuentran asediados por la rapacidad de inmobiliaria y la complicidad de autoridades municipales y federales.

La empresa inmobiliaria Bosques Avivia 58, a cargo de los hermanos Ricardo y Francisco Javier Funtanet Mange, socios mayoritarios de la inmobiliaria, empresarios y políticos cercanos al grupo Atlacomulco, “gestionaron” y obtuvieron los permisos necesarios para transformar una zona forestal protegida en un desarrollo inmobiliario, con la ayuda del presidente municipal de Jilotzingo, Erick Javier Olivares Chávez y la autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Es inaceptable permitir que empresarios y funcionarios continúen abusando de su posición para obtener beneficios propios, sin importarles en lo mínimo dañar el medio ambiente y ocasionar daños irreversibles al planeta.

LEER MÁS:  Empleados de Google piden que la compañía no colabore con ICE

Conforme a la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), el gobierno federal autorizó el plan para desarrollo inmobiliario, denominado “Bosque Diamante”, en su totalidad, sin restricciones y con la tala de 186 mil 504 árboles de 13 especies diferentes, a cambio de pagar una compensación económica de 21 millones 947 mil 77 pesos, por un proyecto con valor estimado de 10 mil 200 millones de pesos; así como la reforestación de 237 hectáreas con especies nativas en el Parque Nevado de Toluca, en ejidos de Zinacantepec, municipio que se ubica a 74 kilómetros de Jilotzingo.

Semarnat autorizó el ecocidio de Jilotzingo, sin tomar en cuenta documentos que se generaron durante el proceso de análisis de la MIA, entre los que se encuentra el dictamen del Instituto Nacional de Ecología, el cual califica de “muy crítico” el escenario de la región donde están los terrenos y señala que el proyecto es inviable debido a que fragmentaría el ecosistema y su biodiversidad por la alta fragilidad ambiental de la zona y, por lo tanto, establece que la política ambiental debe ser de aprovechamiento sustentable, protección, restauración y preservación.

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, diversos pobladores del Municipio de Jilotzingo y la asociación civil Trabajando por el Desarrollo de Jilotzingo, promovieron un juicio de amparo ante el Poder Judicial de la Federación, en contra de diversas autoridades de los tres niveles de gobierno (Semarnat, Secretaría de Desarrollo Urbano y Metropolitano del Estado de México, PROBOSQUE y el Presidente Municipal de Jilotzingo) que autorizaron la Manifestación de Impacto Ambiental y Cambio de Uso de Suelo y Densidad del predio de 237 hectáreas para la construcción del desarrollo inmobiliario Bosque Diamante.

LEER MÁS:  Sobrepasa 90% finiquito y cierre de obra para aeropuerto en Texcoco

La demanda de amparo tiene como finalidad que un Juez Federal revoque las autorizaciones mencionadas para impedir la construcción del mega proyecto inmobiliario.

Tras la presentación de la demanda de amparo, el 30 de enero de 2019 el Juez Décimo del Distrito del Estado de México ordenó la suspensión provisional en contra de las autorizaciones que permitieron la construcción del proyecto inmobiliario Bosque Diamante. La medida cautelar evitará que, mientras se decide sobre la suspensión definitiva, se continúe con la tala de más de 186 mil árboles.

Actúa, súmate a esta batalla en contra de la corrupción y la impunidad. Firma esta petición de apoyo.

Con tu firma ayudas a ejercer presión para que las autoridades del gobierno municipal de Jilotzingo, del gobierno del Estado de México y Semarnat, cumplan con la suspensión provisional y den marcha atrás de manera definitiva a la autorización del proyecto que avala la tala de más de 186 mil árboles para construir 20 mil viviendas y evitar así el impacto ecológico que generaría la construcción del desarrollo inmobiliario Bosque Diamante.

cargando...