Compartir

Greenpeace denunció ante la CNDH a varias dependencias del gobierno federal, encabezado por Peña Nieto, por ser negligentes en el rescate de la vaquita marina, una especie en peligro de extinción

 

Regeneración, 1 de agosto de 2018. La ONG ambientalista Greenpeace de México denunció ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) a varias dependencias del gobierno federal, encabezado por Enrique Peña Nieto, por ser negligentes en el rescate de la vaquita marina, especie en peligro de extinción.

“Estas omisiones conllevaron a que en sólo 20 años, la especie pasara de 567 a 30 vaquitas marinas que sobreviven al menos hasta 2016. Durante la administración del actual gobierno representó una caída del más de 70% en el número de ejemplares desde 2015”, se lee en el comunicado de la Organización No Gubernamental.

Greenpeace pidió a la CNDH investigar a los titulares de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Rafael Pacchiano Alamán, y de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Baltazar Hinojosa Ochoa, por no lograr la conservación del cetáceo.

LEER MÁS:  Coca-Cola, Pepsi y Nestlé, las marcas más contaminantes: Greenpeace

La denuncia por violación a diversos derechos humanos en materia medioambiental también señala a los titulares de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca y el Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura.

Dichas omisiones implicaron ausencia de coordinación entre las instituciones, así como evasión de responsabilidades para cumplir con lo que les demandaban varias leyes nacionales y tratados internacionales en materia de preservación de biodiversidad.

Las negligencias, señala el comunicado, provocaron que tan sólo en dos años muriera el 70% de ejemplares de la vaquita marina del Alto Golfo de California.

El gobierno federal tampoco cumplió con las medidas necesarias para proteger a dicha especie, a pesar de encontrarse catalogada en órganos nacionales e internacionales como en peligro de extinción.

LEER MÁS:  Prohíben introducir desechables a Holbox por alta contaminación

En concreto, Greenpeace señala al gobierno federal de haber violado los derechos a: un medio ambiente sano para el desarrollo y bienestar de las personas; un desarrollo sustentable; que se preserve y se restaure el equilibrio ecológico; que se conserven los elementos naturales; la conservación de la diversidad biológica por su valor intrínseco y por su importancia para la evolución y para el mantenimiento de los sistemas necesarios para vida de la biosfera; así como a la conservación de la diversidad biológica in situ o en sitio de los ecosistemas y hábitats naturales, y el mantenimiento y la recuperación de poblaciones viables de especies en sus entornos naturales.

Las dependencias de gobierno tampoco elaboraron estrategias para que se dejara de usar en la pesca herramientas en las que quedaba atrapada la especie en peligro, como redes de enmalle o agalleras.

LEER MÁS:  Avistamientos de vaquita marina da esperanza de su sobrevivencia

El gobierno de Peña tampoco supervisó la pesca en la región del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado, así como en el área de refugio de la vaquita.

Por lo anterior, la administración de EPN tendrá que rendir cuentas sobre las medidas que tomaron para proteger a esta especie.

Greenpeace exhortó a la administración entrante del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, a que en el manejo integral de zonas costeras y marinas ponga énfasis en establecer los términos y condiciones bajo los cuales se atenderá la situación de la vaquita marina en el Alto Golfo de California, con el fin de que haya oportunidades de desarrollo pesquero para las y los pobladores de la zona y al mismo tiempo se garantice la máxima protección que necesita la vaquita marina.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook