Pobladores de Ixtacamaxtitlán ‘clausuran’ minera canadiense

A la entrada de Almaden Minerals, habitantes de Ixtacamaxtitlán clausuraron simbólicamente la minera canadiense que perjudicará derecho al agua y la salud de 25 mil personas que habitan el municipio y afectará el ecosistema de la región.

Leticia Ánimas

Regeneración, 6 de diciembre de 2017. Ixtacamaxtitlán, Puebla.- Pobladores de Ixtacamaxtitlán clausuraron simbólicamente las instalaciones de la empresa canadiense Almaden Minerals ubicadas en Santa María Sotoltepec para exigir la cancelación del proyecto y de la concesión que le otorgó el gobierno federal a la minera para la búsqueda y extracción de oro y plata en 56 mil hectáreas de este municipio serrano.

La manifestación se produjo al mismo tiempo de que en Otawa, Canadá, otros de sus vecinos, dieran a conocer los resultados de una Evaluación de Impacto en Derechos Humanos, que además compartirán con otras autoridades de ese país, inversionistas y representantes de organizaciones de la sociedad civil.

La protesta realizada a las puertas del almacén ubicado a dos cuadras de la iglesia y la presidencia auxiliar del pequeño poblado, se realizó de manera pacífica, con la finalidad de manifestar su rechazo a la pretensión de abrir un tajo a cielo abierto que perjudicará los derechos al agua y la salud de más de 25 mil personas que habitan en el municipio, así como al ecosistema de la región.

“Aunque el proyecto se encuentra apenas en fase de exploración, la empresa ha violentado ya la normatividad mexicana y el derecho al agua de los habitantes de la región al realizar 236 barrenos más de los que permite la norma y con mayor profundidad de lo permitido, según ha informado la misma empresa”, precisaron.

Además, la Almaden ha reportado haber perforado pozos de agua, sin contar con un permiso para utilizar el líquido vital con fines industriales, lo que pone en riesgo la calidad de la que sirve para el consumo de la población.

Según el reporte realizado por expertos del Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (PODER) a partir del análisis de los informes de la empresa para sus inversionistas, se “encontró que la empresa canadiense ha mentido al afirmar de que la zona donde planea hacer la mina se encuentra deshabitada; a pesar de que en el municipio de Ixtacamaxtitlán cuenta con 25 mil 326 pobladores que viven en 126 localidades con menos de dos mil 500 habitantes y poco más de 60 localidades con menos de 100 habitantes, según el censo de 2010 realizado por INEGI”, se precisó.

La  Almaden tampoco ha dado a conocer a sus inversionistas los procedimientos jurídicos y las manifestaciones de rechazo de los opositores al proyecto.

A la fecha la empresa enfrenta un juicio de nulidad, que busca cancelar el permiso de exploración en el área por haber violado las regulaciones ambientales mexicanas; y una solicitud de cancelación de las concesiones ante la Secretaría de Economía.

Denuncian a minera en Canadá

Miembros de la Unión de Ejidos y Comunidades en Defensa de la Tierra, el Agua y la Vida, Atcolhua de Ixtacamaxtitlán expondrán este miércoles ante el Parlamento canadiense las violaciones que la empresa Almaden Minerals ha cometido en su agravio y pedirán se frene el proyecto de abrir una mina a cielo abierto en su territorio para extraer oro y plata.

Los serranos estarán 10 días en el país del norte de América y se entrevistarán además con otros funcionarios, con inversionistas y con miembros de las comunidades indígenas de ese país para que se solidaricen con su demanda al gobierno de que las empresas de Canadá respeten los derechos humanos.

De acuerdo con la “Evaluación de Impacto en Derechos Humanos del Proyecto Minero Ixtaca” la Almaden ha engañado a las autoridades mexicanas sobre su proyecto de exploración en el municipio de Ixtacamaxtitlán realizando un mayor número de barrenaciones y a mayor profundidad que las que tenía permitidas y ha afectado de manera severa los mantos acuíferos.

 De concretarse el proyecto de explotación de minera, Almaden abrirá un tajo a cielo abierto de más de mil metros de largo, casi mil metros de ancho y una profundidad de cientos de metros;  al finalizarlo habría almacenadas 165 millones de toneladas de residuos roca en cinco estructuras separadas del tajo. Además de una Pila de Almacenamiento de Baja Ley de unos 19 millones de toneladas por cada uno de los 9 primeros años de explotación, y a partir del décimo se reducirían a 8 toneladas hasta el final de vida de la mina tras 14 años de trabajo.

“En las muestras de suelo en el depósito Ixtaca se encontraron concentraciones elevadas de arsénico, mercurio, antimonio, cobre y plomo… que muy probablemente estén presentes en los residuos der roca extraídos y almacenados en este lugar y que podrían filtrarse durante la erosión del residuo de roca”, se agregó en la evaluación.

Entre las irregularidades encontradas en la etapa de exploración están la cantidad de perforaciones; la profundidad de las mismas y las afectaciones al acuífero; el área de afectación y las fechas de las perforaciones, se detalla.

Por ejemplo, en sus informes preventivos de las etapas Ixtaca, Ixtaca II, Ixtaca III e Ixtaca III Bis presentados a la SEMARNAT, Almaden solicitó autorización para realizar 291 barrenaciones, en tanto en un informe dado a conocer a sus socios precisó que del año 2010 hasta el 2014 había hecho 423 barrenos en busca de oro y planta en suelos de esta demarcación. Unos 132 hoyos más.

Debido a que las barrenaciones fueron más profundas que lo autorizado, ya que según indicaron a sus socios llegaron hasta 800 metros bajo tierra, es evidente que hay una “potencial contaminación de los mantos superficiales y subterráneos, por drenaje ácido y metales pesados”, además de efectos negativos sobre el suelo, el paisaje, la flora y la fauna.

A través de sus empresas filiales, la canadiense Almaden Minerals tiene concesionadas 56 mil hectáreas de terreno en el municipio de Ixtacamaxtitlán en los predios Caldera 3-A, Caldera 3B, ambas del 21 de noviembre de 2012 con vencimiento en el mismo día y mes, pero del año 2062.

En el año 2015, la empresa informó a sus socios haber terminado la exploración en el proyecto “Tuligtic” donde hizo más de 400 barrenaciones y determinó que hay 1.35 millones de onzas probadas de oro en los yacimientos: Ixtaca, Ixtaca East, Caleva, Azul Zone y Sol Zone, muy cerca de las comunidades de Tuligtic, Zacatepec, Xiuquenta y Santa María Sotoltepec.

Y recientemente anunció el descubrimiento de nuevas zonas de extracción de oro y plata en el proyecto Ixtaca, donde previó obtener metales preciosos “a granel”.

 

Comentar con facebook