Poeta náhuatl lamenta que la educación indígena en México sea ‘marginal y excluyente’

Las lenguas indígenas en México están amenazadas no sólo por un modelo educativo que responde a un esquema formativo europeo, en el que se privilegia el paradigma que recoge el pensamiento occidental, que no es malo, pero que desconoce todo el patrimonio artístico, lingüístico y cultura de los pueblos originarios.

Regeneración, 10 agosto 2017.- Ayer, durante el décimo aniversario de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, el poeta náhuatl Natalio Hernández, destacó que no hay nada que celebrar, puesto que la educación indígena en México es marginal y excluyente.

En un diálogo con Giancarlo Summa, director del Centro de Información de Naciones Unidas en México, destacó que el nuevo modelo educativo es genérico, lo mismo se puede aplicar en España, Brasil o Canadá, porque no recoge todo el patrimonio cultural y lingüístico milenarios de nuestro país.

LEER MÁS:  Campeón para la eternidad, muere boxeador 'Mantequilla' Nápoles

Cuando se dignifica y visibiliza, afirmó, se crea una relación simétrica entre el español y las lenguas originarias, pero “hasta hoy se dice que son dialectos, y de una forma subliminal te están diciendo: ‘te vamos a enseñar a hablar inglés para que seas exitoso’ y piensas, ‘¿y la lengua de mi pueblo que me da identidad, valores y cosmovisión, no me da el éxito?’ El reto que tenemos es que junto con el inglés, se enseñen también las lenguas originarias, pero a todos los alumnos, para que realmente sean bilingües o trilingües”, sostuvo.

Afirmó que las lenguas indígenas en México están amenazadas no sólo por un modelo educativo que responde a un esquema formativo europeo, en el que se privilegia el paradigma que recoge el pensamiento occidental, que no es malo, pero que desconoce todo el patrimonio artístico, lingüístico y cultura de los pueblos originarios.

LEER MÁS:  SEP: Activación física durante clases para combatir obesidad

“El desafío para los estados latinoamericanos es que tengamos realmente sistemas y modelos educativos que den cuenta de la diversidad de lenguas y culturas, de quiénes somos y lo que hemos aportado”, dijo.

Recordó que en México, desde la década del 70 del siglo pasado, el movimiento indígena reivindicó y propuso un educación verdaderamente bilingüe y bicultural que incorporara la lengua y la cultura de los pueblos. Poco a poco, la Secretaría de Educación Pública (SEP) se fue abriendo a este planteamiento, fue una lucha, porque el Estado no reconocía la lengua y la cultura de los pueblos nativos.

En la conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, Hernández señaló que ante la devastación de los ecosistemas, los pueblos originarios mantienen un vínculo indisoluble con la tierra y la protección de los ecosistemas.

Enfatizó que hoy en día las sociedades modernas perciben el mundo indígena como algo del pasado, como un lastre para el desarrollo, pero estoy convencido, y sobre todo en América Latina, que existe una memoria ancestral de la humanidad para trabajar por la esperanza.

LEER MÁS:  Banderazo a entrega de Libros de Texto, Defensa Nacional distribuirá

Summa señaló que en el mundo existen 370 millones de indígenas de múltiples culturas, pero en su mayoría se enfrentan a la marginación y la pobreza, lo que implica diversos obstáculos para que puedan acceder al ejercicio de sus derechos básicos.

El poeta náhuatl destacó que la Organización de las Naciones Unidas también elogió en 2001 la riqueza de la diversidad cultural de los pueblos originarios, pues reconoció que la mayor riqueza de la humanidad son sus lenguas y culturas, pero lo que falta es que los estados promuevan el desarrollo de ese patrimonio.

 

Con información de La Jornada

cargando...