Por saturación de cadáveres suspenden labores en Fiscalía de Guerrero

La ola de violencia, la falta de muestras genéticas y la burocracia ministerial causaron la saturación del Servicio Forense de Guerrero, más de 500 cadáveres están en irregularidades. Es la segunda ocasión que ocurre una contingencia en la administración de Héctor Astudillo Flores.

Regeneración, 14 noviembre 2017.- En protesta por la contingencia sanitaria causada por la saturación de cadáveres, un grupo de 60 empleados administrativos de la Fiscalía General del Estado de Guerrero suspendieron labores.

Los inconformes manifestaron que los cuerpos permanecen en condiciones inadecuadas y sin identificar en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), a un costado de las oficinas de los administrativos, en la capital del estado.

LEER MÁS:  Decapitaron a dos jóvenes de secundaria en Tabasco

En su mayoría son secretarias y agentes del Ministerio Público del fuero común, aseguraron que no reanudarán labores hasta que las autoridades ministeriales y de la Secretaría de Salud resuelvan el problema sanitario.

Proceso, informó el 27 de octubre que la ola de violencia, la falta de recursos para tomar muestras genéticas y la burocracia ministerial causaron la saturación de las unidades del Servicio Médico Forense de Guerrero, donde más de 500 cadáveres están en condiciones irregulares.

Es la segunda ocasión que ocurre una contingencia sanitaria de este tipo en la administración del gobernador Héctor Astudillo Flores, que en dos años de gobierno ha registrado poco más de cuatro mil homicidios dolosos, cifra que ha colocado a Guerrero en el estado más violento del país.

LEER MÁS:  Asesinan a otro hombre en Loma Bonita, Oaxaca; continúan ejecuciones

En diciembre de 2016, el semanario Proceso, en su texto “En Guerrero se desbordan los cadáveres”, el director del Semefo estatal, Ben Yehuda Martínez Villa, informó que había 460 cuerpos sin identificar en las instalaciones de la dependencia en Chilpancingo, Iguala y Acapulco, producto de hechos violentos correspondientes de 2014 a 2016. También señaló que dichas instalaciones están ocupadas al 120 por ciento.

A un año después se agravó la violencia en el estado: la cifra de cadáveres acumulados sólo en Chilpancingo y Acapulco rebasan los 500 cuerpos sin identificar.

LEER MÁS:  Encinas y dirigentes del PRD llaman a guerrerenses a apoyar a AMLO

 

Con información de Proceso

Comentar con facebook