Compartir

Un Judas ‘pejeganso’, que hace alusión a la frase del presidente López Obrador, ‘me canso ganso’, fue quemado en la Merced

Foto: internet

Regeneración, 21 de abril 2019. Un “pejeganso”, con su copetito blanco, su dedito en alto para decidir asuntos importantes y una olla para dar atole con el dedo, fue figura central en la quema de Judas del Sábado de Gloria, en la Colonia Merced Balbuena, junto al Mercado de Sonora.

En su barriga blanca el ave de cartón de más de tres metros tenía la frase presidencial que está de moda: “Me canso ganso”.

LEER MÁS:  Propone AMLO que INE organice las elecciones en sindicatos

El artesano Ricardo Linares, de la histórica familia Linares, inventora de los alebrijes, lo hizo como una forma de concentrar los rencores populares.

“El ‘me canso ganso’ es el que ahorita está pegando un montón, es que hay muchos comentarios de que la frase me canso ganso está muy padre pero también dice la gente que este personaje da mucho atole con el dedo”, dijo el artesano por la mañana, cuando todavía le daba los últimos retoques.

Por la noche, la Calle Oriente 30 era una reunión popular con huevos de confeti y al castigo contra los “judas” con las figuras de Donald Trump, el rector de la UAM, el Rey Felipe de España, un huachicolero y hasta un Jorobado de Notre Dame con su letrero: “Una limosna para la catedral de Notre Dame”.

LEER MÁS:  AMLO lamenta lo ocurrido en Cuernavaca, Morelos; pide velar por jóvenes

Todos tenían colores alegres, pero estaban llenos de luces y cohetes, como para alegrar y asustar al mismo tiempo.

“Los judas se queman el sábado de gloria y representan la maldad del pecado, la traición a la patria y que en ocasiones huachicoleros, rectores de universidades, políticos nos la pagan”, dijo el artesano Pedro Méndez.

“Hoy pagan traidores al pueblo, esperemos que algún día les toque a los reales”, añadió.

El encendido de los judas inició hasta pasadas las 21:00 horas, y uno de los últimos fue el ganso, con la mirada perdida y pico de Pato Donald. Lo sacaron de la cabeza y las patas, amarraron a un lazo, le prendieron la mecha, se alejaron de él.

LEER MÁS:  AMLO: Garantizado Internet para todos, se invitará a inversionistas

El pejeganso se iluminó, dio vueltas, le explotaron las patas, la olla, la barriga, parecía que se le salvaba la cabeza pero dio vueltas y explotó también en medio de los gritos y la burla de la noche. “Pobre ganso”, dijo alguien.

Foto: internet

 

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook