Compartir

Robaron armas de un grupamiento de la Policía Federal, hospedado en un hotel de Guanajuato, y no lo reportaron.

 

Regeneración, 20 de marzo de 2018.- Medio centenar de armas largas que pertenecían a la Policía Federal (PF) y se encontraban a resguardo de una agrupación de la corporación, fueron robadas de un hotel de Guanajuato y no se reportó el robo.

El robo sucedió en 2014, cuando la 21 Unidad de Apoyo de Operativos Conjuntos de la Policía Federal fue desplegada en Irapuato para tareas anticrimen, al mando de Francois Noel Viguerías.

Al menos 57 armas fueron sustraídas, pero la PF reportó que le fueron robadas 42 armas cortas y 16 armas largas, informe que no conincide con el arsenal sustraído.

LEER MÁS:  "Viudo negro" drogaba y robaba a sus víctimas; cae en su propia trampa

Sin embargo, en el hotel, los elementos operativos colocaron sus armas en dos cuartos, que eran fusiles de asalto DPMS Panther LR-308, 13 fusiles IWI Ace 52, 22 carabinas Bushmaster .223 y un lanzagranadas. También había 8 granadas calibre .40 milímetros y dos mil 880 cartuchos útiles.

De acuerdo con el Expediente ER-912/2015 del Órgano Interno de Control (OIC) de la PF, el responsable del hurto fue el policía federal José Sánchez, a quien señaló como el depositario; mismo que fue inhabilitado por 10 años y debería pagar 2.3 millones de pesos por las armas desaparecidas.

Ante las acusaciones el oficial Sánchez comentó que no se encontraba en el hotel al momento del robo.

“Lo que no se dice aquí es que el inspector Francois Noel Viguerías me mandó en la fecha en que desaparecieron las armas a la Ciudad de México por unos documentos que necesitaba, previo a esa orden había tenido una fuerte discusión con él por temas personales.

LEER MÁS:  "Viudo negro" drogaba y robaba a sus víctimas; cae en su propia trampa

“Estando en la Ciudad de México no fui requerido ni notificado de manera oficial de ese supuesto faltante o robo, hasta que me dijeron mis compañeros que me estaban culpando de ese hecho, no estuve en el hotel cuando sucedió el robo y recibí la orden de palabra del inspector de salir de Irapuato”, dijo a Reforma el oficial señalado.

Desde 2014, cuando se reportó el arsenal faltante, Sánchez no ha sido escuchado por sus mandos para su defensa y exige que sea investigado su jefe directo Francois Noel Viguerías.

LEER MÁS:  "Viudo negro" drogaba y robaba a sus víctimas; cae en su propia trampa

“Como siempre le están cargando la culpa al de más abajo, no se ha investigado este hecho tan lamentable a profundidad, tampoco he sido llamado a declarar”, reprochó el agente sancionado.

“Me mandó (el inspector) a la Ciudad de México con mis propios recursos, ese viaje lo benefició para justificar el equipo (armas) faltante, en la Ciudad de México tuve un accidente que está debidamente justificado que me llevó a la incapacidad, cuando me dijeron que estaban haciendo falta las armas y las municiones. Todo esto fue manipulado, por lo que exijo que se investigue para que me devuelvan mi trabajo, no tengo nada que ocultar”, añadió.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook