El fiscal general de Tabasco aseguró que durante el gobierno del priista Andrés Granier, más de 10 mil millones de pesos fueron desviados de las arcas estatales. Aseguró que no habrá impunidad y exigió castigo a los responsables.

Regeneración, 30 de mayo de 2017.- El desvío financiero en el gobierno del priista Andrés Granier Melo, es mayor a los 10 mil 600 millones de pesos, aseguró el fiscal general del estado de Tabasco, Fernando Valenzuela Pernas.

Además, informó que desde hace tres años el gobierno de Estado Unidos notificó al de Tabasco las investigaciones en contra del extesorero José Manuel Sainz Pineda, así como de su esposa Beatriz Pérez Ceballos, quien fue arrestada el pasado miércoles en Texas por lavado de dinero y fraude bancario.

LEER MÁS:  Señalan que funcionarios y familiares cercanos a Cuauhtémoc Blanco forman parte de una red de lavado

Valenzuela Pernas indicó que, a finales de 2014, la Fiscalía comenzó a trabajar con el gobierno de EU interesado en la indagación de denuncias sobre desvíos de recursos en la entidad. Producto de dicho trabajo, dijo el Fiscal, el pasado jueves el agente responsable de la investigación en la Unidad contra Lavado de Dinero, Joseph Arabit, reportó la detención de Beatriz Pérez Ceballos.

Además, el encargado de la investigación informó de la confiscación de siete bienes inmuebles en Nueva York, Miami, Los Ángeles y Texas, seis cuentas bancarias y tres vehículos, cuyo valor fue estimado en 50 millones de dólares.

Valenzuela Penas anunció que en paralelo se lograron conocer distintos fideicomisos localizados en bancos de Nueva York, Estados Unidos; Toronto, Canadá; Dublín, Irlanda y Nueva Zelanda, abiertos entre 2007 y 2012, justo en el periodo de la pasada administración estatal.

LEER MÁS:  Fiesta priista con Julión Álvarez sin sana distancia luego de fallo del TEPJF

Y dijo que, aunque no hay documentos que prueben los desvíos en efectivo, la Fiscalía estima un faltante superior a los 10 mil 600 millones de pesos en todo el periodo de la administración anterior.

“No habrá impunidad porque la gran víctima es el pueblo de Tabasco”, al tiempo que dijo que los recursos “desaparecieron de las arcas estatales y estarían apareciendo en casas en Estados Unidos, en vehículos, en cuentas bancarias, en inversiones y en propiedades en otros países”.

Con información de Proceso