Acusan a hija de ex diputada local del PRI de cobrar “cuotas” a comerciantes de la CdMx

La familia Barrios controla desde hace décadas a los comerciantes del Centro Histórico bajo amenazas. 

Diana Sánchez Barrios, hija de la líder de ambulantes, Alejandra Barrios. 

Regeneración, 20 de noviembre del 2020. Comerciantes del Centro Histórico denuncian a Graciela Coronel Barrios, de obligarlos a pagar “cuotas” obligatorias.

En caso de que algún comerciante se niegue a entregar el dinero, son golpeados o incluso sus locales pueden ser destruidos.

“Mi hijo le debía ocho mil pesos de los volanteros que él tiene, y de hecho, hay unos vouchers donde él deposita el dinero y lo están moleste y moleste y extorsionando por eso”, señaló Claudia Morales.

LEER MÁS:  Chong y Ruiz Massieu celebran el retiro de cargos contra Cienfuegos en EEUU

La comerciante indica que Graciela y Diana Sánchez Barrios, acompañadas con un grupo de golpeadores, destruyó la óptica de su hijo en la calle de Tacuba.

Ambas mujeres, son hijas de la líder de comerciantes y ex diputada local por el PRI, Alejandra Barrios.

Morales señala que a los comerciantes les cobran entre cien y doscientos pesos para permitirles repartir volantes en la vía pública.

Volanteros también acusan de extorsión a la familia Barrios

Volanteros señalan que en caso de no cumplir con la cuota que les exigen, son golpeados por hombres al servicio de la familia Barrios.

LEER MÁS:  Ni toque de queda ni multas por Covid-19: Sheinbaum

“Nos llegan a golpear a los volanteros, por eso todas las personas les tienen miedo, como los patrones, le tienen miedo a su gente de Alejandra Barrios”, señaló una volantera.

Además, la familia Barrios pide “cuotas” de 500 pesos a comercios establecidos para brindar protección.

El dinero es depositado a una cuenta de fideicomiso de la Asociación Civil “Comercio Alternativo por una Vida Digna”. La cual es dirigida y controlada por la familia Barrios, desde hace varias décadas en la capital del país.