Compartir

Luis Chin C y defensores del medio ambiente explican en dos minutos la tragedia ambiental que se cierne sobre Yucatán por instalación de mega granja porcícola

Regeneración, 27 de septiembre del 2018. En abril del año pasado comenzó la construcción de una mega granja porcícola que albergará a 49 mil cerdos en el municipio de Homún, Yucatán, lugar ubicado en el Anillo de Cenotes y del cual se extrae el 42% del agua que se aprovecha en el estado y el 19% del total en la península de Yucatán; señaló María Cristina Martín Rosado, quien realizó la puntualización informativa que acompaña el video.

Tras la clausura de los sitios turísticos administrados por los mayas por parte de la Profepa así como las amenazas de criminalizar a los defensores del agua en Yucatán, ambientalistas realizarán una movilización en 28 de septiembre, a las 11 de la mañana, PROFEPA Calle 57 #180 por 42 y 44 Francisco de Montejo, en Mérida Yucatán.

“Estaremos en PROFEPA para manifestar nuestro repudio ante las acciones
de la delegación Yucatán que, en vez de defender el medio ambiente y proteger el agua, clausura los cenotes y amenaza a quienes los defendemos”.

Por la defensa de los cenotes, por la defensa de nuestros derechos como pueblo maya de Homún, contra la mega granja porcícola que amenaza con contaminar nuestras aguas; manifestaron en su invitación al evento.

La historia de la mega granja porcina que pone en peligro el agua de Yucatán

María Cristina Martín Rosado hace el siguiente recuento:

La construcción de la mega granja podría contaminar el suministro de agua en el Anillo de Cenotes y las lagunas de Yalahau (sitio Ramsar), poniendo en riesgo el acceso al agua para toda la zona metropolitana de la capital del Estado, al igual que la flora, fauna y las aguas de dichas reservas, así como el bienestar económico del pueblo de Homún cuya calidad de vida ha mejorado gracias al eco turismo.

Este ecosistema tan delicado fue protegido por el Decreto 117, el cual fue firmado e ignorado por el gobernador Rolando Zapata y el Secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente Dr. Eduardo Batllori en el 2013 y que establece el área natural protegida denominada Reserva Estatal Geohidrológica del Anillo de Cenotes.

Sin embargo, el mismo abanderado de Seduma fue quien aprobó el proyecto de Producción Alimentaria y Porcícola (PAPO) pese a que la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) que presentaron para su aprobación contaba con graves irregularidades. Esta nueva empresa pertenece a los dueños de Grupo Sipse y está conformada por 14 socios, la mayoría relacionados por parentesco.

El mencionado documento niega que en la zona de Homún haya pueblos originarios, dicha negativa ha eximido a la empresa de consultar a la comunidad indígena su parecer sobre el proyecto. Sin embargo, el pueblo maya vivo de Homún realizó una autoconsulta en la que el pueblo manifestó una rotunda negativa a la mega graja. Las autoridades hicieron caso omiso.

Al ignorar dicha consulta, los gobiernos estatal y municipal pasaron por alto lo establecido en el Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales en cuanto a megaproyectos en su territorio.

Esta acción implica que el ejecutivo estatal le está negando a un pueblo originario su propia identidad y deja en evidencia que los planes y estrategias para el desarrollo del estado no toman en cuenta el derecho de los pueblos indígenas a su autodeterminación y al manejo de sus propios recursos naturales en concordancia con sus usos y costumbres.

El Dr. Batllori asegura que la granja no tendrá un impacto negativo en el ambiente ya que se le ha solicitado a la empresa que ponga una planta de tratamiento de aguas residuales además de los biodigestores que ponen la mayoría de las granjas, aunque hasta la fecha ninguna de esta tecnología se haya instalado en la mega granja.

Sin embargo se lee en la prensa declaraciones de la comunidad científica donde manifiestan su preocupación y aseguran que estas medidas no serían suficientes.

LEER MÁS:  Persistente uso de plaguicidas afecta abejas en Yucatán

“De acuerdo con el Dr. Francisco Bautista, del Centro de Investigaciones en Geografía Ambiental de la UNAM, “Unos 50 mil cerdos generan alrededor de 75 toneladas de excremento por día, unas 2250 toneladas por mes, por lo que los biodigestores para tratar estas cantidades de estiércol serán enormes y esto conlleva un gran costo”, aclaró. Esto es de suma importancia porque de acuerdo con el experto, gran parte de la ganancia en las granjas porcinas se debe al no pago de los pasivos ambientales, es decir, el deshacerse de los residuos con el menor costo posible; en otras palabras: “tirando los desperdicios a los cenotes”.” (Revista Baktún)

El especialista doctor en Ingeniería Opción Ambiental, Virgilio Góngora afirma que la MIA “no tiene sustento bibliográfico ni científico, y sólo deja en evidencia el potencial contaminante del proyecto en la Reserva Geohidrológica” además de que no se considera la emisión de olores por la operación de la granja. Lo cual afectaría gravemente el turismo en la zona, así como la salud de quienes viven en ella.

Pese a las demandas de cierre de la granja de parte del pueblo de Homún, la comunidad científica y la ciudadanía en general, que se han manifestado en múltiples medios e incluso con marchas en la capital, las autoridades continúan protegiendo el proyecto.

Homún, pueblo maya de 7,670 habitantes, se ha declarado custodio de los cenotes y hoy se encuentra en pie de lucha a través de la agrupación civil Ka´anan Ts´onot (Guardianes de los cenotes) quienes, en conjunto con la ONG Indignación, se encuentran en cuatro procesos de legales para luchar contra la puesta en marcha de este mega proyecto.

La empresa Keken, empresa para la cual PAPO sería aparcero, prometió que ningún cerdo entraría a la granja hasta que se concluyeran los procesos legales contra la mega granja. Sin embargo, faltando a su promesa, introdujo clandestinamente los primeros camiones con porcinos en rutas alternas por las comunidades de Hocaba y Polaban.

Como protesta Ka´anan Ts´onot convocó el pasado viernes 21 de septiembre a la clausura simbólica de la mega granja en un acto organizado y pacífico. En respuesta las autoridades clausuraron los cenotes de los 5 principales líderes del movimiento como represalia y mandaron a decenas de antimotines a “guardar el orden” ante un pueblo desarmado y pacífico.

Hoy los cerdos están en la granja, pero NO HAY PLANTA DE TRATAMIENTO, condenando la salud de todos los que dependen de esta agua.

Citando el Decreto 117: “la península de Yucatán, conformada por los estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo, cuenta con la reserva hidrológica de aguas subterráneas más importante, no sólo a nivel nacional sino también a nivel internacional, ya que alberga 4 acuíferos con una recarga media de 25,316 hm3, es decir, más del 32% de la recarga media de todo el país.”

En medio de una crisis PLANETARIA de recursos donde nos estamos acabando las últimas reservas de agua bebible del mundo ¿cuál es la respuesta de Yucatán? Poner una mega granja porcícola de 49mil cerdos al año en una zona donde “la constitución geológica del acuífero, muy poroso y permeable, determina una alta vulnerabilidad a la contaminación proveniente de las aguas residuales agropecuarias e industriales” poniendo en riesgo la SALUD y la VIDA de quienes dependemos de esta agua.

Esta es la punta del iceberg. La actual política económica de reindustralización del estado de Yucatán ha llevado a la aprobación de una serie de mega proyectos que comprometen la salud de los ecosistemas que alberga la península, así como las riquezas naturales que albergan, la salud de sus pobladores, la flora y la fauna.

Invitamos a toda la ciudadanía, de todas las ideologías, preferencias y orígenes, a sumarse hoy a esta causa. Toda persona que habite y amé Yucatán, a su pueblo y a sus maravillas, desde cualquier lugar del mundo que se encuentre, ¡Súmense!

HOY la responsabilidad es de todos, el día de mañana lo serán las consecuencias. Como diría el pacifista sudafricano, Desmond Tutu, “Si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor”.

LEER MÁS:  Gobernadores del sur respaldan la construcción del Tren Maya, propuesto por AMLO

Este vídeo fue hecho para correr en libertad, no tiene dueño pero si el respaldo de muchas organizaciones y personas, incluyéndote si lo compartes.

"¿QUIERES ENTENDER PORQUE EL AGUA EN YUCATÁN ESTÁ EN RIESGO? Te lo explicamos en 2 minutos."Comparto este vídeo hecho con la esperanza y amor de quien se preocupa por su tierra. Gracias Luis Chin C, por la realización e iniciativa de este vídeo que nos ayudará a difundir lo que esta pasando en nuestro estado.Este vídeo fue hecho para correr en libertad, no tiene dueño pero si el respaldo de muchas organizaciones y personas, incluyéndote si lo compartes. Se parte del movimiento, ¡ALZA LA VOZ!Aprovecho igualmente compartirles este breve resumen de los hechos acontecidos en torno a este caso para que todxs estemos enterados.¡Compartan! Es suyo.⚠️RESUMEN INFORMATIVO DEL CASO HOMÚN⚠️En abril del año pasado comenzó la construcción de una mega granja porcícola que albergará a 49mil cerdos en el municipio de Homún, Yucatán, lugar ubicado en el Anillo de Cenotes y del cual se extrae el 42% del agua que se aprovecha en el estado y el 19% del total en la península de Yucatán.La construcción de la mega granja podría contaminar el suministro de agua en el Anillo de Cenotes y las lagunas de Yalahau (sitio Ramsar), poniendo en riesgo el acceso al agua para toda la zona metropolitana de la capital del Estado, al igual que la flora, fauna y las aguas de dichas reservas, así como el bienestar económico del pueblo de Homún cuya calidad de vida ha mejorado gracias al eco turismo. Este ecosistema tan delicado fue protegido por el Decreto 117, el cual fue firmado e ignorado por el gobernador Rolando Zapata y el Secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente Dr. Eduardo Batllori en el 2013 y que establece el área natural protegida denominada Reserva Estatal Geohidrológica del Anillo de Cenotes.Sin embargo, el mismo abanderado de Seduma fue quien aprobó el proyecto de Producción Alimentaria y Porcícola (PAPO) pese a que la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) que presentaron para su aprobación contaba con graves irregularidades. Esta nueva empresa pertenece a los dueños de Grupo Sipse y está conformada por 14 socios, la mayoría relacionados por parentesco. El mencionado documento niega que en la zona de Homún haya pueblos originarios, dicha negativa ha eximido a la empresa de consultar a la comunidad indígena su parecer sobre el proyecto. Sin embargo, el pueblo maya vivo de Homún realizó una autoconsulta en la que el pueblo manifestó una rotunda negativa a la mega graja. Las autoridades hicieron caso omiso. Al ignorar dicha consulta, los gobiernos estatal y municipal pasaron por alto lo establecido en el Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales en cuanto a megaproyectos en su territorio. Esta acción implica que el ejecutivo estatal le está negando a un pueblo originario su propia identidad y deja en evidencia que los planes y estrategias para el desarrollo del estado no toman en cuenta el derecho de los pueblos indígenas a su autodeterminación y al manejo de sus propios recursos naturales en concordancia con sus usos y costumbres.El Dr. Batllori asegura que la granja no tendrá un impacto negativo en el ambiente ya que se le ha solicitado a la empresa que ponga una planta de tratamiento de aguas residuales además de los biodigestores que ponen la mayoría de las granjas, aunque hasta la fecha ninguna de esta tecnología se haya instalado en la mega granja. Sin embargo se lee en la prensa declaraciones de la comunidad científica donde manifiestan su preocupación y aseguran que estas medidas no serían suficientes."De acuerdo con el Dr. Francisco Bautista, del Centro de Investigaciones en Geografía Ambiental de la UNAM, “Unos 50 mil cerdos generan alrededor de 75 toneladas de excremento por día, unas 2250 toneladas por mes, por lo que los biodigestores para tratar estas cantidades de estiércol serán enormes y esto conlleva un gran costo”, aclaró. Esto es de suma importancia porque de acuerdo con el experto, gran parte de la ganancia en las granjas porcinas se debe al no pago de los pasivos ambientales, es decir, el deshacerse de los residuos con el menor costo posible; en otras palabras: “tirando los desperdicios a los cenotes”." (Revista Baktún) El especialista doctor en Ingeniería Opción Ambiental, Virgilio Góngora afirma que la MIA “no tiene sustento bibliográfico ni científico, y sólo deja en evidencia el potencial contaminante del proyecto en la Reserva Geohidrológica” además de que no se considera la emisión de olores por la operación de la granja. Lo cual afectaría gravemente el turismo en la zona, así como la salud de quienes viven en ella.Pese a las demandas de cierre de la granja de parte del pueblo de Homún, la comunidad científica y la ciudadanía en general, que se han manifestado en múltiples medios e incluso con marchas en la capital, las autoridades continúan protegiendo el proyecto. Homún, pueblo maya de 7,670 habitantes, se ha declarado custodio de los cenotes y hoy se encuentra en pie de lucha a través de la agrupación civil Ka´anan Ts´onot (Guardianes de los cenotes) quienes, en conjunto con la ONG Indignación, se encuentran en cuatro procesos de legales para luchar contra la puesta en marcha de este mega proyecto.La empresa Keken, empresa para la cual PAPO sería aparcero, prometió que ningún cerdo entraría a la granja hasta que se concluyeran los procesos legales contra la mega granja. Sin embargo, faltando a su promesa, introdujo clandestinamente los primeros camiones con porcinos en rutas alternas por las comunidades de Hocaba y Polaban.Como protesta Ka´anan Ts´onot convocó el pasado viernes 21 de septiembre a la clausura simbólica de la mega granja en un acto organizado y pacífico. En respuesta las autoridades clausuraron los cenotes de los 5 principales líderes del movimiento como represalia y mandaron a decenas de antimotines a “guardar el orden” ante un pueblo desarmado y pacífico.Hoy los cerdos están en la granja, pero NO HAY PLANTA DE TRATAMIENTO, condenando la salud de todos los que dependen de esta agua. Citando el Decreto 117: "la península de Yucatán, conformada por los estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo, cuenta con la reserva hidrológica de aguas subterráneas más importante, no sólo a nivel nacional sino también a nivel internacional, ya que alberga 4 acuíferos con una recarga media de 25,316 hm3, es decir, más del 32% de la recarga media de todo el país."En medio de una crisis PLANETARIA de recursos donde nos estamos acabando las últimas reservas de agua bebible del mundo ¿cuál es la respuesta de Yucatán? Poner una mega granja porcícola de 49mil cerdos al año en una zona donde "la constitución geológica del acuífero, muy poroso y permeable, determina una alta vulnerabilidad a la contaminación proveniente de las aguas residuales agropecuarias e industriales" poniendo en riesgo la SALUD y la VIDA de quienes dependemos de esta agua.Esta es la punta del iceberg. La actual política económica de reindustralización del estado de Yucatán ha llevado a la aprobación de una serie de mega proyectos que comprometen la salud de los ecosistemas que alberga la península, así como las riquezas naturales que albergan, la salud de sus pobladores, la flora y la fauna.Invitamos a toda la ciudadanía, de todas las ideologías, preferencias y orígenes, a sumarse hoy a esta causa. Toda persona que habite y amé Yucatán, a su pueblo y a sus maravillas, desde cualquier lugar del mundo que se encuentre, ¡Súmense! HOY la responsabilidad es de todos, el día de mañana lo serán las consecuencias. Como diría el pacifista sudafricano, Desmond Tutu, "Si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor".

Posted by Maricris Martín Rosado on Tuesday, September 25, 2018

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook