Compartir

Gilberto Barajas hizo campaña como si él fuera candidato a la alcaldía de Tenamaxtlán, en Jalisco, por lo que podría tratarse de un caso más de violencia política en México, ya que la suplente de Yolanda Meza también renunció

Regeneración, 8 de octubre de 2018.- La presidenta municipal electa de Tenamaxtlán, Jalisco, Yolanda Meza Zepeda, y su suplente, Citlalli Rodríguez Estrella, quienes ganaron la elección respaldadas por el PAN y la coalición Por México al Frente, renunciaron al cargo en la primera sesión del ayuntamiento, por lo que el síndico Gilberto Pérez Barajas asumió como alcalde.

Yolanda Meza había tomado posesión de su cargo el domingo 30 de septiembre, y al día siguiente, junto con su suplente, presentó su renuncia “por motivos personales”.

De acuerdo con la prensa local, la regidora del PRI, Lilia Margarita López Chavarín, se opuso al relevo y propuso a otra mujer, a la regidora Elvia González Jacobo, pero los ediles del PAN y de MC lo rechazaron.

“Inclusive, hice propuesta a favor de otra de las mujeres de la planilla, pero pues –lógico- la mayoría votó y los resultados quedaron así”, dijo.

La votación en el pleno fue de 6 votos a favor de poner a Gilberto Pérez Barajas, quien desde la campaña, era quien se autopromocionaba como si fuera el candidato a la presidencia municipal, cuando la candidata registrada era Yolanda Meza.

La regidora López Chavarín señaló que todo se trató de una simulación y pidió que se reforme la ley para poner “candados” y evitar que un varón reemplace a una presidenta municipal.

Ante ello el Tribunal Electoral de Jalisco, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco, el Instituto Jalisciense de las Mujeres y la Comisión Estatal de Derechos Humanos, lamentaron esta decisión que vulnera el principio de paridad de género.

En un comunicado, las instituciones que conforman el Observatorio de Participación Política de las Mujeres en el estado, también lamentaron la decisión del Cabildo de nombrar como alcalde suplente a un hombre.

La reforma constitucional de 2014 elevó a rango constitucional la paridad de género en las candidaturas al congreso federal y local, lo que a decir de estas instituciones constituyó un paso sólido y fundamental para hacer valer la igualdad en el ejercicio de los derechos políticos.

Es por ello que el observatorio hizo un llamado urgente al Poder Legislativo estatal para  garantizar que en los cargos de representación popular a nivel municipal permanezcan personas del mismo sexo, así como contemplar disposiciones que respeten la igualdad en la integración de los órganos de representación.

El caso de Jalisco no es el primero. En 2009, 11 mujeres propietarias de una diputación federal renunciaron para dar sus lugares a sus suplentes varones. La solicitud de licencias fue una estrategia para cumplir con la ley al postular mujeres para que una vez que ganaran la elección obligarlas a renunciar.

En 2011 la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó en una sentencia que para garantizar la equidad, todos los suplentes debían ser del mismo sexo que sus propietarios para que en caso de renuncias se conservara la integración de género. En 2014 esta consideración se llevó a la ley electoral.

Sin embargo, persisten obstáculos estructurales para que las mujeres ejerzan sus derechos políticos. Ahora, aunque las candidatas titulares y suplentes sean del mismo sexo, ambas son obligadas a renunciar, como sucedió con alrededor de 51 mujeres electas en Chiapas, el mes pasado.

Guadalupe Ramos Ponce, coordinadora en Jalisco del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (Cladem), señaló que el caso de Yolanda Meza Zepeda es una situación de “violencia política”.

Dijo que el propio Cladem acudiría a Tenamaxtlán para acompañar y asesorar a Yolanda Meza y a su suplente, Citlalli Rodríguez Estrella, para que retomen el cargo y no se mantenga el acto de simulación, en el que se burló la ley para ceder una presidencia municipal de una mujer a un hombre.

“Nosotras también desde la sociedad civil nos tocaría sensibilizar a la presidenta y a su suplente, para que esto no ocurra, sería un gravísimo precedente”.

El pasado 4 de octubre, la prensa local informó que Miguel Ángel Martínez Espinosa, dirigente estatal del PAN en Jalisco, está tratando de convencer a Yolanda Meza Zepeda de regresar a su cargo de presidenta municipal de Tenamaxtlán, después de que solicitó una licencia y entró el síndico en su lugar.

Martínez Espinosa se ha justificado con el argumento de que no era de su conocimiento que la alcaldesa hubiera pedido licencia para que obtuviera el cargo Gilberto Pérez Barajas.

Con información de Crónica Jalisco, Canal 44 y Cimacnoticias

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook