Aún no está resuelto el problema de la capa de ozono: UNAM

Ozono. La capa de este gas en la atmósfera se ha estado reduciendo, lo que es perjudicial para la vida en la Tierra. La tasa de recuperación aún no es suficiente

El agujero en la capa de ozono llegó a su máximo en el 2000. Se ha estado recuperando a partir de entonces

Regeneración, 16 de septiembre de 2019. El deterioro de la capa de ozono es aún un problema sin resolver.

Por esta razón es necesario mantener la vigilancia y continuar con las acciones para su preservación, así lo afirmó Michel Grutter de la Mora.

El investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la Universidad Nacional Autónoma de México recordó el descubrimiento de 1985.

Protocolo de Montreal

Ese año, científicos descubrieron que la capa de ozono tenía un agujero sobre la Antártida y emitieron una alerta mundial.

LEER MÁS:  Asesinan a otro ambientalista indígena en Honduras

Dos años después se firmó el Protocolo de Montreal para reducir la producción y consumo de sustancias causantes de ese daño.

Entre esas sustancias están los clorofluorocarbonos (CFC), presentes en una amplia gama de aplicaciones industriales, aerosoles y refrigeradores.

No bajar la guardia

La identificación científica del problema y el compromiso global para reparar el ozono estratosférico han demostrado que la sociedad puede actuar responsablemente, dijo el científico.

Sin embargo, “no debemos relajarnos”, remarcó.

Tras reiterar la necesidad de mantener la vigilancia de los sistemas de medición atmosférica para conocer la concentración de CFC, Grutter de la Mora señaló un hecho actual.

LEER MÁS:  Por daño ambiental, impondrían hasta 10 años de cárcel en Coahuila

Dijo que en tiempos recientes estos gases han disminuido de manera significativa.

Señaló que se sustituyeron por los hidroclorofluorocarbonos (HCFC), que aunque no deterioran el ozono, sí contribuyen al efecto invernadero y al cambio climático.

“Hace unos años nos percatamos que los HCFC tienen un potencial de calentamiento global considerable”, dijo.

“Entonces supimos que el problema de la capa de ozono y el cambio climático están vinculados por ser de naturaleza atmosférica”, advirtió.

Reconoció que en cuanto al dióxido de carbono (CO2), uno de los principales causantes del cambio climático, no se ha encontrado una solución.

LEER MÁS:  Amazonas nuevamente en llamas, registran disparos

Esto debido a que se siguen quemando combustibles fósiles de manera descontrolada.
Finalmente, el académico universitario hizo un llamado para seguir alerta.

Llamó a “no bajar la guardia con la recuperación de la capa de ozono ni considerar que el problema está solucionado”.

Dijo que “han surgido otras situaciones como el cambio climático que se relacionan y que debemos vigilar”.