Compartir

Durante el mensaje de agradecimiento en el Zócalo, la madrugada del 2 de julio, Beatriz Gutiérrez Müller hizo un movimiento que podría interpretarse como el gesto feminista.

 

Regeneración, 10 de julio de 2018.- En el Zócalo, en medio de la emoción por el arrollador triunfo de Andrés Manuel López Obrador como presidente electo, Beatriz Gutiérrez Müller, su esposa, hizo un movimiento con las manos que podría tratarse del gesto feminista.

El llamado gesto feminista es un triángulo formado con las manos, que simboliza la vagina; se trata de algo que nació espontáneamente desde un congreso que se realizó en la Mutualité en París de 1971.

De acuerdo con Amparo Zacarés, una escritora y académica española, profesora del Instituto Universitario de Estudios Feministas y de Género Purificación Escribano, fue Giovanna Pala la primera en hacer este gesto como una respuesta al puño en alto durante aquel congreso parisino en el que también estuvo Simone de Beauvoir.

LEER MÁS:  AMLO 'invita' a gobernadores de Conago a bajarse el sueldo como él

“Con ello quería revertir el clásico puño en alto para así distanciarse de un tipo de política que no consideraba la dimensión política de lo doméstico. Aquella vez fue la primera manifestación de un gesto que es hoy fácilmente identificable con la denuncia de las injusticias de género”, relata en uno de sus escritos.

“El mensaje irrumpió con fuerza en las manifestaciones colectivas, debido a su capacidad para hacer visible en el espacio público la subordinación que las mujeres sufrían en la esfera íntima familiar. Pero también su buena acogida se debió a la posibilidad que ofrecía para generar conexión y reconocimiento entre las mismas participantes. Su popularidad se extendió y el gesto terminó por adoptarse para visibilizar una problemática que hasta entonces había sido omitida y plantear así la subversión de un sistema social, económico, político y cultural basado en el patriarcado”.

LEER MÁS:  Vladimir Putin felicita a AMLO por su victoria

Sea o no sea el gesto feminista lo que hizo Gutiérrez Müller en el Zócalo, ella se ha proclamado en favor de su género y comprometida para ayudar a las mujeres en su desarrollo durante este sexenio, como compartió en un mitin en Minatitlán, Veracruz, hace meses.

“Todos los mexicanos contarán con mi apoyo, en particular las mujeres, me declaro solidaria con mi género, en todos los espectros en los que funcionamos, la mujer madre, la mujer hija, la cuidadora, la protectora, la creativa, la propositiva, la espiritual, la desprotegida, la luchadora, la campesina, la emprendedora, la activista, el Estado le ha fallado a las mujeres y no podemos permitir que nos vuelva a fallar”, indicó.

LEER MÁS:  Adelantan reactivación del tren México-Querétaro

También ofreció terminar con la figura de “primera dama”, por clacista y por considerar que en México no debe haber mujeres de “Primera” o de “Segunda”.

“Pongamos fin a la idea de la primera dama, porque en México no queremos que haya mujeres de primera ni de segunda, tampoco queremos que haya hombres de primera ni de segunda”, señaló.

“Con todo respeto a las mujeres que han actuado antes en este papel, decir ‘Primera Dama’ es algo clasista, todas somos mujeres, todas hacemos algo importante y la idea que propongo es proclamar aquí que es la suma de todas nuestras actividades las que darán como resultado un mejor país”.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook