Compartir

Hasta el momento se han registrado 245 casos en que mujeres fueron afectadas gravemente tras consumir el método abortivo, algunas de ellas estuvieron a punto de perder la vida.

Regeneración 9 de marzo de 2018.-  A pesar de la gran cantidad de reportes que se han presentado ante las autoridades de Salud capitalinas por la mala calidad de las pastillas anticonceptivas que se ofrecen en sus clínicas y que han puesto en riesgo la vida de más de 245 mujeres, éstos la siguieron recentando.

Andrea, una ciudadana que asegura que por sus múltiples ocupaciones no tiene espacio para dedicarse a la maternidad, al percatarse de su embarazo acudió  a una de las clínicas en la Ciudad para iniciar su interrupción de su embarazo. Al ser canalizada al Hospital Infantil Inguarán, en la delegación Venustiano Carranza, le recetaron dos pastillas y horas después la dieron de alta.

Por su parte, los médicos le recomendaron ‘tener cuidado con sus métodos anticonceptivos para no volver a pasar por todo ese proceso médico’.

LEER MÁS:  Este es el nuevo protocolo para detención de adolescentes en CDMX

La ciudadana después de un mes de haber acudido a la clínica, una fiebre intensa acompañada de fuertes cólico, la llevaron de emergencia a un hospital particular. Acompañada de su pareja, los médicos les explicaron que el método anticonceptivo que le recetaron, no detuvo completamente su embarazo, dejando “residuos” que ponían en riesgo su vida.

Posteriormente, le practicaron un legrado para salvarle la vida.

“Fue algo complicado y tarde en digerí todo y en darme cuenta de qué salió mal. Como pude empecé a investigar y me di cuenta que mi caso no era el único, había más mujeres que presentaron afectaciones similares y entonces nos organizamos, nos pusimos a consultar médicos y laboratorios y nos dimos cuenta que el medicamento que nos dieron en las clínicas estaba mal”, señaló la mujer.

De acuerdo con el diario el “Universal”, durante 2016 las autoridades de la Secretaria de Salud capitalina registraron al menos 245 casos en que mujeres fueron afectadas gravemente tras consumir el método abortivo, algunas de ellas estuvieron a punto de perder la vida.

LEER MÁS:  Tomar fotos y video a mujeres en la vía pública sin su consentimiento será penado en la CDMX

Además, en la misma clínica donde Andrea fue atendida, se revelaron 3 casos donde la pastilla anticonceptiva, nunca hizo efecto, dejando al embrión con vida.

“Hicimos los estudios, análisis y llegamos a esa conclusión. Entendemos que en las clínicas no pensaran en hacernos daño, en realidad creo que sí querían ayudarnos, pero algo salió mal, afortunadamente no se afectó a nadie más y no queremos que siga pasando, por eso pedimos que se revise bien el medicamento que suministran para el aborto”, abundó.

En tanto, el grupo de mujeres afectadas decidió organizarse para someter a estudio la pastilla “Mefaprix” que les fue recetada. Por medio de una petición el Instituto de química de la Universidad Autónoma de México (UNAM), determinó que el medicamento es de mala calidad y no cuenta con los requisitos mínimos para el aborto.

LEER MÁS:  Abogados de familiares del Rébsamen piden a candidatos dejar de politizar la tragedia

Sin embargo, el Secretario Técnico del Comité de Mortalidad Materna y Perinatal, Ginecológico y Obstetra de la Secretaria de Salud, Patricio Sanhueza, se escudó mencionando que “no en todos los pacientes funciona la medicina”.

 Ante esas declaraciones, las mujeres exigen a las autoridades sanitarias que pongan más atención en el medicamento que están recetando pues ponen en riesgo la integridad y la vida de miles de mujeres.

“Seguimos recopilando información porque se nos han acercado más mujeres que pasaron por lo mismo. No buscamos una compensación ni nada de eso, queremos que se nos respete”, aseveró.

Dado las graves complicaciones de salud que dejaron secuelas en su organismos, muchas de ellas luchan por que la interrupción del embarazó sea eficaz y seguro.

 

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook