Coca Cola y Pepsi compran organizaciones de salud con millones para lavar su imagen

Una lista de asociaciones científicas, médicas, universidades y agencias del Gobierno que aceptan dinero de los gigantes de los refrescos fue publicada, ellos estarían contribuyendo a lavar la imagen de las bebidas azucaradas.

 

coca-cola

Regeneración, 10 de octubre de 2016.- Los principales fabricantes de bebidas azucaradas, PepsiCo y Coca-Cola, financian a 96 organizaciones importantes en el papel de promoción de hábitos saludables y la lucha contra la obesidad o la diabetes para mejorar la imagen de los refrescos.

Además de lavar su imagen, los autores del estudio resaltaron que al “aceptar financiación de estas empresas, las organizaciones de salud están participando sin saberlo de sus planes de marketing”.

Con el mundo sumido en enfermedades como la obesidad y la diabetes, directamente vinculadas con las bebidas azucaradas, los impuestos que se han creado y los mensajes que se medita poner en cada uno de las bebidas como si fueran una cajetilla de cigarros, las refresqueras han tomado medidas.

LEER MÁS:  España emite alerta internacional por brote de listeriosis, van 150 casos

Para ellos es necesario limpiar su imagen y para ello destinaron presupuestos millonarios, principalmente dirigidos a la Asociación de Diabetes de Estados Unidos y la Fundación de Investigación de la Diabetes Juvenil, así como a la Sociedad Americana de Cáncer. Además de la mayor asociación de médicos del país (Estados Unidos), la AMA, la Cruz Roja, y el Centro de Control de Enfermedades, la principal agencia del Gobierno encargada de la protección de la salud y la promoción de hábitos sanos. Otros beneficiarios son la prestigiosa Universidad de Harvard, la de Washington y la de Georgia.

El estudio sólo muestra instituciones dentro de Estados Unidos, por lo que el número de organismos de salud comprados por las refresqueras podrían ser mucho mayor.

La investigación resalta el caso de la ONG Save the Children, que apoyaba los impuestos a los refrescos, pero que dejó de hacerlo en 2010 después de recibir más de cinco millones de dólares de Coca-Cola y PepsiCo en 2009. Save the Children desmiente que dejara de hacer presión para pedir tasas contra las bebidas azucaradas tras recibir donaciones por parte de distintas empresas, ha explicado la ONG. La organización sostiene que «formaba parte de una coalición que trabajaba para pedir la aplicación de dicha tasa y la abandonó cuando la prioridad en Save the Children Estados Unidos pasó a ser la educación infantil».

LEER MÁS:  SEP: Activación física durante clases para combatir obesidad

Entre 2011 y 2014, Coca-Cola gastó de media más de seis millones de dólares (unos cinco millones de euros) al año en este tipo de acciones. PepsiCo gastó tres millones y la Asociación de Bebidas de Estados Unidos, un millón, según el estudio.

Pero estos casos no sólo se dan en la unión americana, por ejemplo en España, decenas de entidades, incluidas varias universidades, reciben dinero de Coca-Cola, entre ellas el Instituto Europeo de la Hidratación, fundación que financia estudios científicos y cuenta con un presupuesto multimillonario, aportado por la propia Coca-Cola, según desveló The Times.

LEER MÁS:  Mar de Alaska sin hielo, Sanders clama medidas inmediatas

Se puede adivinar que el resultado de sus estudios, recomiendan el consumo de bebidas deportivas y refrescos como los que fabrica la empresa.

En 2013, un estudio liderado por investigadores españoles comprobó que la inmensa mayoría de los estudios científicos financiados por compañías de la industria alimentaria, incluida Coca-Cola, aseguraban que no había pruebas suficientes de que los refrescos azucarados causen obesidad.

Este tipo de relaciones entre la industria de los refrescos y organizaciones que velan por la salud es bastante desconocida, pero es necesario que se ponga más atención en ella.

En tanto, tras la publicación del estudio, PepsiCo y Coca-Cola dijeron que sus apoyos tienen su foco en mejorar la salud pública y que seguirán emitiendo estos apoyos pese a la opinión.

Vía el País

cargando...