Compartir

Para pasarla de lo mejor en estas fechas y conseguir un buen vino, Alicia Estrada experta en vinos tiene algunos consejos.

 

degustacion de vinos

Regeneración, 19 de diciembre de 2016.– Si lo que busca estas fiestas navideñas es disfrutar de un buen vino, no muy caro, además de pensar en el presupuesto para comprar un vino, hay otros factores que quizá deben tomarse en cuenta para la elección.

Alicia Estrada, experta en vinos y enoturismo (tipo de turismo especializado en zonas productoras de vino), indica que uno de esos factores podría ser prestar atención a las personas con quien se compartirá la bebida.

Estrada indicó que si ellas no son afectas a esta bebida, lo mejor es empezar con vinos sencillos y suaves, mientras que los que llevan más tiempo en estos andares, preferirán los que tienen mayor potencia.

Además, habría que señalar que los buenos vinos no siempre tienen una etiqueta sofisticada o un precio alto; se puede encontrar vinos buenos en casi cualquier rango de precios y de casi cualquier parte del mundo.

Lo que hace a un vino bueno varía según cada persona, pero hay algunos indicadores clave de cómo debería verse y qué sabor debería tener un buen vino.

Algunos tipos de vinos

Chardonnay es un tipo popular de vino blanco. Se describe como mantecoso y a menudo afrutado, con toques de manzana y cítricos.

Riesling es un vino blanco dulce con sabores más ligeros y afrutados que los del chardonnay. Su alta acidez marida bien con las comidas condimentadas.

Sauvignon blanc es un vino blanco aromático con cualidades fuertes y herbales. También puede tener un ligero sabor a frutas ácidas.

Zinfandel blanco es un tipo popular de vino rosado que es moderadamente dulce y un poco seco. Se dice que tiene toques cítricos y de caramelo y es ligeramente ácido. Es mejor tomarlo frío.

Merlot es un vino tinto con toques de ciruela que tiende a ser suave desde el día en que se abre. Es popular debido a sus sabores subyacentes a chocolate.

Cabernet sauvignon es un vino tinto más profundo e intenso que un merlot. A veces tiene un sabor a baya y se añeja bien.
El pinot noir es un vino tinto cuyo sabor a menudo se describe como a frutos rojos, como las cerezas y fresas.

Syrah, también conocido como shiraz, es un vino tinto intenso y dulce y a menudo se habla de su sabor como especiado. Los syrahs se añejan bien y se dice que maridan maravillosamente con las carnes a la parrilla.

Lo más importante es saber lo que le gusta, así que preste atención en el sabor, el color y el aroma.

Vía 24 Hora y WH

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook