En todo el mundo existe una tendencia a la alta en el consumo de productos ultraprocesados
Consumo de comida chatarra aumenta 31% el riesgo de morir
Consumo de comida chatarra aumenta 31% el riesgo de morir

Regeneración, 4 de febrero del 2021. El consumo de alimentos ultra procesados se asocia a una mayor posibilidad de muerte en adolescentes por síndrome metabólico y en adultos con sobrepeso, obesidad, diabetes y cáncer.

Tan sólo el consumo de cuatro alimentos ultraprocesados al día incrementa 31% el riesgo de morir, en comparación con alguien que se alimenta de forma saludable.

De acuerdo con la asociación El poder del Consumidor y el Instituto Nacional de Salud Pública, el consumo de ultraprocesados contribuye de manera importante a la ingesta de azúcares añadidos, grasas saturadas y calorías. Esto se traduce a una baja ingesta de fibra.

LEER MÁS:  70% de sectores económicos recuperados de afectaciones por pandemia

También señaló que en todo el mundo existe una tendencia a la alta en el consumo de productos ultraprocesados.

Consumo de comida chatarra en México

El poder del Consumidor señaló que desde 2013, México ocupó el cuarto lugar en ventas de ultraprocesados de los 80 países analizados; además, ocupa el lugar número uno en Latinoamérica.

“El consumo de productos ultraprocesados ha incrementado en los últimos años reflejando un 30 por ciento de contribución de calorías en la dieta del mexicano”, indicó Joaquín Marrón, investigador del Instituto Nacional de Salud Pública.

México consume 214 kilogramos de alimentos ultraprocesados al año, por lo que es necesario fomentar políticas públicas que disminuyan el consumo de estos alimentos chatarra.

LEER MÁS:  El Monopolio De La Verdad (Parte XII)
Etiquetado frontal

Cabe señalar que el año pasado entró en vigor el nuevo etiquetado frontal en el que los productos envasados tienen polígonos correspondientes a su composición.

Esta medida se tomó para que las empresas informen al consumidor si el producto es alto en azúcares, grasas y sodio.

Industria

Por su parte, el director general de la Industria Mexicana de Bebidas (Anprac) señaló que actualmente el 55% de sus productos son bajos o sin calorías.

Además, indicó que la industria tiene el compromiso de continuar con la reformulación y reducción de calorías en los productos.

Esto ante la nueva regla de etiquetado frontal que entró en vigor recientemente.