Compartir

Las declaraciones de Enrique Peña Nieto para descalificar a las mujeres víctimas de maltrato sexual en Atenco serán consideradas en la investigación que la Corte Interamericana emprenderá sobre el caso.

_atenco_a76b8470

Regeneración, 21 de mayo de 2017.- La comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aseguró que las declaraciones emitidas por Enrique Peña Nieto cuando fungía como gobernador del Estado de México para descalificar a las víctimas de graves abusos fueron determinantes para que continuara un clima de impunidad en el caso.

Además, que los agravios cometidos contra los atenquenses, sobre todo contra las mujeres, el pasado 3 y 4 de mayo de 2006, merecen “medidas administrativas, disciplinarias o penales”. Además,

El caso que fue remitido a la Corte Interamericana después de que el Estado mexicano se negó a atender las recomendaciones que hizo la CIDH, “se relaciona con violaciones a los derechos humanos cometidas en contra de Mariana Selvas Gómez, Georgina Edith Rosales Gutiérrez, María Patricia Romero Hernández, Norma Aidé Jiménez Osorio, Claudia Hernández Martínez, Bárbara Italia Méndez Moreno, Ana María Velasco Rodríguez, Yolanda Muñoz Diosdada, Cristina Sánchez Hernández, Patricia Torres Linares y Suhelen Gabriela Cuevas Jaramillo, en el marco de las detenciones y traslados realizados en los operativos policíacos que tuvieron lugar en los municipios de Texcoco y San Salvador Atenco los días 3 y 4 de mayo de 2006, respectivamente, en el contexto del conflicto y las protestas de floricultores y otros grupos”, menciona la CIDH.

LEER MÁS:  Linchan a hombre que disparó contra su esposa en Veracruz

Asimismo, la Comisión consideró “acreditada la existencia de graves actos de violencia física y psicológica, incluyendo diversas formas de violencia sexual en contra de las once mujeres, y de violación sexual en el caso de siete de ellas. La CIDH consideró acreditado que estos actos fueron cometidos por agentes estatales, calificó estos hechos como tortura y determinó que las once mujeres fueron víctima de diversas formas de tortura física, psicológica y sexual en el marco de su detención, traslados y llegada al centro de detención”.

LEER MÁS:  Dicen adiós a la mal llamada verdad histórica del caso Ayotzinapa

Las conclusiones de la CIDH hacen alusión a Enrique Peña Nieto como uno de los orquestadores de la estrategia policíaca contra los activistas y pobladores de Atenco, esto, cuando fue gobernador del Estado de México. Dicha responsabilidad será analizada en la audiencia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“La Comisión recomendó continuar investigando para identificar y sancionar los distintos grados de responsabilidad, desde la autoría material hasta posibles autorías intelectuales y otras formas de responsabilidad. Esto incluye las responsabilidades derivadas de la cadena de mando, de las distintas formas de participación de diversos cuerpos de seguridad tanto de nivel estatal como federal, así como de posibles actos de encubrimiento u omisión.La CIDH también recomendó disponer las medidas administrativas, disciplinarias o penales correspondientes frente a las acciones u omisiones de los funcionarios estatales que contribuyeron a los distintos factores de denegación de justicia identificados en el informe”, subraya la CIDH.

LEER MÁS:  Más de 100 personas deja un ataque de dos hombres armados en Malí

Por su parte, Araceli Olivos Portugal, abogada del Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) que representa a las agraviadas, consideró inédito que la CIDH tomara en cuenta las declaraciones del exgobernador del Estado de México y de altos funcionarios de su gabinete en el documento remitido a la Corte Interamericana.

Con información de: Proceso

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook