Destinan a pistolero de El Paso vigilancia especial antisuicidio

Pistolero acusado de la muerte de 22 personas podría enfrentar acusaciones por delitos de odio, lo que lo pondría frente a una posible pena de muerte

Patrick Crusius podría enfrentar la pena de muerte por delitos de odio

Regeneración, 20 de agosto del 2019. Para prevenir un posible suicidio, la Policía de El Paso puso bajo vigilancia a Patrick Crusius, acusado del ataque terrorista del pasado 3 de agosto.

El acusado de del ataque terrorista que dejó 22 muertos y 24 heridos se encuentra bajo vigilancia en la cárcel para prevenir su suicidio.

Así lo dio a conocer una cadena de noticias norteamericana.

La Jefatura de Policía del condado de El Paso indicó que la decisión la tomó el personal médico.

LEER MÁS:  Isabel II aprueba suspender Parlamento y orilla salida de la UE

Sin embargo, no dio más detalles sobre la medida.

Crusius, de 21 años enfrenta cargos de homicidio y se encuentra aislado en el Centro de Detención del condado.

Las autoridades han calificado el ataque como un caso de terrorismo doméstico. Según documentos judiciales, Crusius confesó al ser detenido que su objetivo era matar «mexicanos».

El pistolero de 21 años dijo que fue él quien disparó contra personas que se encontraban en la tienda Walmart, sitio al que suelen acudir gran número de personas de origen mexicano.

Posible pena de muerte
Autoridades estadounidenses evalúan la posibilidad de imputarle a Crusius el delito de odio, que junto a los delitos acumulados podrían llevarlo a sufrir la pena de muerte.
“Se encuentra bajo vigilancia de suicidio por recomendación de personal médico de la Cárcel del Condado”, dijo Chris Acosta, portavoz de la dependencia.
Al momento que se dio a conocer que estaba recluido en la cárcel del Condado en un lugar aislado para evitar la agresión de otros reclusos, aún no se le había aplicado vigilancia antisuicidio.
El fiscal de Distrito, Jaime Esparza, pidió para Crusius la pena de muerte.
En caso de que el FBI determine que proceden los cargos por terrorismo doméstico o crimen de odio –ambos delitos federales– se le podría juzgar por estos ilícitos también.
Todavía se desconoce la fecha de la audiencia ante un Gran Jurado, y tampoco Esparza ha determinado si se considera un cambio de sede.
El costo de representación legal de la defensa para el pistolero Crusius podría alcanzar o superar el medio millón de dólares, según estimaciones de un canal de televisión local.