Compartir

Países de América Latina tienen crecimiento económico de entre 5 y 6.2%, lo que indica que es posible crecer en la región, incluido México.

 

Por Antonio Gershenson| La Jornada

Regeneración, 06 de mayo de 2018.- Nos hemos basado en nuestro pasado económico para plantear el crecimiento a alcanzar. Durante 42 años, hasta 1982, el crecimiento de la economía nacional fue de 6.3 por ciento anual. Los reaccionarios que han gobernado el país desde entonces se han fijado del orden de 2 por ciento, y el crecimiento promedio medido en estos últimos años ha sido de 2.3 por ciento. En el sexenio de De la Madrid, hubo dos años, 1983 y 1986, con bajas de más de 3 por ciento en cada uno. Y luego hubo otros años peores, 1995 con una baja de 5.3 o 6.3 por ciento, según la fuente, y 1995 con baja de 6.3 por ciento.

Ha habido planteamientos de aumento alrededor de 4 por ciento. Creo que vale la pena, además de considerar nuestra historia, ver lo que sucede en los países más avanzados en ese sentido, en América Latina, en estos años.

LEER MÁS:  Pemex: menos producción y menos proceso del petróleo

Hay cuatro países que, según la Cepal (Comisión Económica para América Latina), de la Organización de las Naciones Unidas, han tenido, entre 2013 y 2017, periodo que lleva el actual gobierno mexicano, un PIB (Producto Interno Bruto, forma de medir el crecimiento económico del país), mayor de 5 por ciento anual.

Hablamos primero de la República Dominicana, que es el país con mayor economía de Centroamérica y el Caribe. Restableció sus relaciones con China, y ya era la nación de esa región con mayor intercambio económico con ella. Panamá ya había hecho eso mismo el año pasado, y Bolivia desde mucho antes.

República Dominicana tuvo un crecimiento promedio en los cinco años mencionados de 6.2 por ciento. Paraguay, de 5.9; Panamá, de 5.7, y Bolivia, 5.1 por ciento.

Esto muestra que no está fuera de la realidad actual plantear un crecimiento similar al que tuvimos a partir de la Expropiación Petrolera.

Ya lo hemos visto. La Expropiación fue producto de una decisión del presidente Lázaro Cárdenas. Pero esta decisión se dio sobre el antecedente de luchas populares, y en especial de las de los trabajadores sindicalizados del petróleo. Al negarse las trasnacionales del ramo a negociar con esos trabajadores, y reclamar la represión, los reprimidos fueron ellos, con la expropiación rigurosamente legal de sus bienes en la nación.

LEER MÁS:  Jugando con los ingresos petroleros del Estado

Y el principal premio en esa área, para la nación, fue ese crecimiento económico de largo plazo. La movilización de sindicalistas del primero de mayo fue una muestra más. Ésta debe ser seguida por otras diversas movilizaciones y huelgas, antes y después de las elecciones, con los objetivos de corto y de más largo plazos.

Estos objetivos incluyen la eliminación de las reacciones que han incluido la rebaja de los salarios reales, el mayor desempleo, la privatización de las áreas económicas estratégicas y la concentración de la tierra en unas cuantas empresas.

El desarrollo, en especial, del petróleo, es nuevamente importante. Lo han estrangulado cada vez más, pero se puede y se debe acelerar nuevamente. Y racionalmente. El dineral que se ha gastado en aguas profundas, desde hace años, ha sido mucho y no ha rendido ni un barril de petróleo utilizable.

LEER MÁS:  Destapan sobornos de Odebrecht a Pemex; fechas de pagos coinciden con adjudicaciones

Pero hay varias zonas abandonadas, que tienen posibilidades y han sido dejadas. Hace años se perforó por lo menos un pozo activo en Baja California, y hace unos dos años, el 14 de abril de 2016, se publicó, en BCS Noticias, lo siguiente:

“Benito Bermúdez Almada, director de la Comisión Nacional de Aguas Naturales Protegidas confirmó que en el Golfo de California hay una alta presencia de hidrocarburos y enumeró varias áreas de perforación exploración exitosas”.

Se ha abandonado, por Pemex, ese trabajo, con gran placer de los monopolios del ramo en el lado de Estados Unidos, pues venden gas a las ciudades mexicanas fronterizas y quieren seguirlo haciendo.

Durante décadas, Pemex expandía su trabajo a más regiones del país, pero en el periodo reciente lo está reduciendo cada vez más. Esto se debe revertir, evidentemente. Y esto va junto con el nuevo crecimiento que debe tener Pemex… y el país.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook