Compartir

Según los testimonios de las víctimas, las acusadas les quemaban las manos, introducían sus cabezas a los inodoros y les cortaban el cabello a las niñas a modo de castigo.

Regeneración, 12 de mayo del 2018.-En la ciudad de Popayán (Cauca, Colombia), dos supuestas monjas han sido acusadas de tortura agravada a más de 60 niños de un albergue, informaron medios locales.

Según las investigaciones de las autoridades, las religiosas habrían cometido estos hechos entre los años 2014 y 2017.

Las denuncias hechas por vecinos del Hogar Renacer Santa Clara, habrían sido clave en la investigación adelantada contra dos monjas que, al parecer, cometieron actos de tortura y agresión a un grupo de 65 menores de edad.

De acuerdo con los datos suministrados por la Fiscalía, a las religiosas se les acusa de quemar las manos de los pequeños e introducir sus cabezas en las tasas de los baños, además de cortarles el cabello.

Por estos hechos fueron detenidas tanto la directora como la colaboradora del hogar infantil.

De este presunto caso de tortura se pudo establecer que las víctimas de los ataques serían niños en condición de desplazamiento que habían ingresado a este lugar.

En la audiencia de formulación de cargos ante el Juzgado Tercero de control de garantías de Popayán, un fiscal de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario les imputó el delito de tortura agravada.

Las religiosas no ceptaron los cargos formulados en su contra.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook