El #HotWaterChallenge, el peligroso reto viral con agua hirviendo

Más allá de la viralidad del reto, hay dos víctimas recientes de quemaduras en Estados Unidos y ambos casos fueron relacionados con esta práctica.

Regeneración, 25 de agosto del 2017.-El #HotWaterChallenge es tendencia en Twitter y YouTube, donde incluso ya hay compilaciones de videos que muestran a las personas cumpliendo el desafío. Este es un reto demasiado peligroso: consiste en quemarse o quemar a alguien más con agua caliente. Ya se han registrado heridos y muertes por esta práctica.

Los videos que están circulando en redes sociales tienen varias modalidades: una persona quemando a otra –que está distraída–, alguien quemándose a sí mismo o, incluso, ingiriendo agua hirviendo o combinada con alguna otra sustancia, reportó CNN.

Más allá de la viralidad del reto, hay dos víctimas recientes de quemaduras en Estados Unidos y ambos casos fueron relacionados con esta práctica.

LEER MÁS:  Los Dinoprofesiones: Así surgieron las imágenes que invaden internet

Jamoneisha Merritt, de 11 años, fue quemada mientras dormía por una compañera que intentó hacerle «una broma». Esta fue arrestada y acusada de delito de agresión. La niña sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en sus hombros y en el 85% de su cara. El abogado de la familia insistió en que el acto se inspiró en videos de YouTube sobre el reto #HotWaterChallenge.

Algo parecido sucedió en Carolina del Norte, cuando Wesley Smith y su hermanastro hicieron el reto, resultando el pequeño de 10 años con quemaduras de tercer grado en la cara.

 

Por otra parte, una niña de ocho años murió en Boynton Beach (Florida) después de haber ingerido agua hirviendo, reportó la cadena WPGL. Según la historia original, la pequeña había sido retada por su prima para tomarse el agua a altas temperaturas.

LEER MÁS:  Los Dinoprofesiones: Así surgieron las imágenes que invaden internet

Al igual que sucedió con el desafío denominado «La Ballena Azul», los padres deben estar alerta de los peligros a los que están expuestos los niños al navegar por internet.