El Metro hace un análisis de los lugares riesgosos dentro del sistema

    metro nativitas

    Regeneración 22 de diciembre de 2015.- Después de muerto el niño hay que tapar el pozo, es por ello que el Sistema de Transporte Colectivo Metro alista un documento en el que se detectan los problemas de estructura en la red que podrían significar un riesgo.

    El sábado pasado, una escalera en la estación Nativitas, se vino abajo dejando un total de tres personas heridas, entre ellas una mujer de 66 años quien tuvo que ser intervenida.

    En entrevista para Excelsior, Jorge Gaviño, director del organismo, precisó que durante el resto de la actual administración “se atenderá lo más urgente con los recursos que tenemos”. Para ello, precisó, se utilizarán los recursos del Fideicomiso del Metro, resultado del incremento a la tarifa que entró en vigor hace dos años.

    En la reacción ante el desprendimiento de las escaleras, ya se han ubicado otras que están dañadas en las estaciones  Xola, General Anaya y Villa de Cortés.

    Además de las cuatro escaleras que permanecen fuera de servicio por daños y dos más que siguen abiertas al público, pese a presentar desperfectos estructurales en las estaciones ubicadas en el tramo superficial de la Línea 2 del Metro, este diario detectó que hay por lo menos otras tres que también presentan separaciones.

    De acuerdo con el director del STC, Jorge Gaviño, los materiales de las escaleras fijas ubicadas en el tramo superficial de la Línea 2 cuentan con por lo menos 45 años de antigüedad sin que hayan recibido ningún tipo de mantenimiento mayor.

    El Metro apuntaló las escaleras que fueron cerradas como medida provisional de mitigación de riesgos e indicó que en las próximas semanas comenzará un proceso de reparación.

    En tanto, Andrés Rubiolo, diputado del PAN en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), aseguró que no le hace falta más presupuesto al Sistema de Transporte Colectivo Metro para el próximo año porque aparte de los 15 mil 849 millones de pesos que se le asignaron, este servicio cuenta con 500 millones de pesos extra de aportaciones federales.

    Además de estos ingresos, hay un fideicomiso donde se refleja este incremento. “Al cierre del mes pasado se recaudaron casi cuatro mil 500 millones de pesos, de los cuales sólo se han ejercido tres mil millones de pesos. Hay un subejercicio al corte de hace un mes de mil 500 millones de pesos”, señaló.

    Dijo que coincide con Jorge Gaviño, director del Metro, en que el presupuesto destinado pudo haber sido mayor, pero “este transporte no ha sido el más óptimo ni el más transparente”. El ejemplo es la Línea 12, que al final costó más de 60 millones de pesos, señaló.

    Fuente: Excelsior