En medio de incendios forestales, Australia recibe el 2020

Australia: Algunas comunidades prohibieron los fuegos artificiales de Año Nuevo, sin embargo en Sidney se llevó a cabo el tradicional espectáculo.

Regeneración, 31 de diciembre del 2019. Los incendios forestales que se produjeron el martes en los dos estados más poblados de Australia atraparon a los residentes de una ciudad costera, destruyeron muchas propiedades y causaron al menos dos muertes.

Alrededor de 5 millones de hectáreas de tierra se han quemado en todo el país durante la crisis de incendios forestales, con 12 personas confirmadas muertas y más de mil casas destruidas, refiere AP.

La temporada anual de incendios en Australia, que alcanza su punto máximo durante el verano del hemisferio sur, comenzó temprano después de un invierno inusualmente cálido y seco.

LEER MÁS:  EU sanciona a empresa rusa por vender petróleo a Venezuela

El calor récord y las condiciones ventosas provocaron incendios forestales en los estados de Nueva Gales del Sur y Queensland en septiembre.

En el pueblo de Mallacoota, en el sureste del estado de Victoria, alrededor de 4 mil residentes huyeron hacia la orilla del agua cuando los vientos empujaron un incendio forestal de nivel de emergencia hacia sus hogares.

La ciudad estaba envuelta en la oscuridad por el humo antes de volverse un tono desconcertante de color rojo brillante.

FUEGOS ARTIFICIALES 

El lunes, un bombero murió cuando los vientos extremos volcaron su camioneta. Samuel McPaul, de 28 años, fue el tercer bombero voluntario en Nueva Gales del Sur que murió en las últimas dos semanas. Era un padre expectante.

LEER MÁS:  EU: 90 cargos federales contra tirador de Walmart de El Paso

El Comisionado del Servicio de Bomberos Rurales del estado, Shane Fitzsimmons, dijo que se había destruido un número «significativo» de propiedades.

Algunas comunidades cancelaron las celebraciones de fuegos artificiales de Año Nuevo, pero la exhibición popular de Sydney sobre su icónico frente del puerto sís e llevó a cabo.

Se otorgó a la ciudad una exención a la prohibición total de los fuegos artificiales que existe en el lugar y en otros lugares para evitar nuevos incendios forestales.

Se esperaba que las celebraciones populares de Sydney atrajeran alrededor de un millón de espectadores y generen 130 millones de dólares australianos ($ 91 millones) para la economía de Nueva Gales del Sur.

cargando...